español   français   english   português

dph is part of the Coredem
en.coredem.info

search
...
dialogues, proposals, stories for global citizenship

Fragmentación en el control empresarial mundial sobre las telecomunicaciones

Nick HUNT

09 / 1994

La televisión en el Reino Unido se ha desarrollado principalmente a través de estructuras nacionales asentadas en la difusión terrestre. Por tanto, el tema de la televisión local y su papel en la comunidad es relativamente nuevo. No es que se haya hecho caso omiso de las preocupaciones comunitarias en cuanto a la autorepresentación, sino que las reivindicaciones relacionadas con el acceso comunitario se han concentrado en la televisión nacional. En 1973 se tomó en cuenta la presión ejercida sobre la British Broadcasting Corporation (BBC)para que proporcionara alguna clase de acceso comunitario cuando se introdujo la serie "Open Doors", la que constituyó el primer caso de acceso público a la televisión del Reino Unido. Durante diez años la serie siguió funcionando de acuerdo con el principio de brindar el control total a la población, permitiéndole que dijera todo lo que quisiera, siempre que quedara dentro de los parámetros jurídicos.

Además, la introducción de dicha serie llevó a la BBC a crear la Unidad de Programas Comunitarios a nivel de departamento de la corporación. Ésta se hizo cargo de la elaboración de varias series de programas de acceso, entre otras, "Write On" y "Video Diaries". Aunque la BBC fue precursor en la introducción del acceso comunitario en la televisión del Reino Unido, en realidad fue el Canal 4 el que creó el acceso comunitario en 1982. Su función de atender a los "públicos minoritarios" constituyó el ímpetu necesario como para desarrollar las diferentes formas de acceso a la televisión del Reino Unido con series como "People to People" y "Opinions".

El Canal 4 proporcionó una ocasión importante de acceso comunitario local a la televisión a través de la financiación del movimiento de talleres. Sus organizaciones se establecieron en varias comunidades a través del Reino Unido y permitieron la creación de procesos colectivos de trabajo entre comunidades y profesionales. Para el año 1985, más de 20 grupos presentaban sus trabajos en el Canal 4, representando sólo la punta de un amplio movimiento de televisión comunitaria. Sin embargo, el experimento no duró mucho. En los años que precedieron a la adopción de la Ley de Difusión (1990), reconocida generalmente como fundamento preliminar de la expansión mediante privatización de los sistemas de televisión comercial, el Canal 4 abandonó la financiación especial suministrada anteriormente a los talleres. Las inquietudes democráticas y socialistas con respecto al acceso a la televisión, beneficiadas hasta entonces por las atenciones de los talleres, cayeron en una situación crítica.

La televisión local se ve relacionada con una esfera distinta: la del cable. La televisión por cable ha tardado en desarrollarse en el Reino Unido. A mediados de los años 70 se iniciaron unos cuantos proyectos experimentales bajo la supervisión del Estado, en un principio, el Ministerio del Interior ("Home Office"). Aunque dos de los proyectos manejaron canales de acceso comunitario, se quedaron expuestos a críticas muy fuertes, incluso de parte de su propio personal y sus participantes. Los problemas giraban en torno a los conceptos de acceso y comunidad. Según el reglamento ministerial, caracterizado como más riguroso que el reglamento aplicado en aquel entonces a la difusión terrestre, la efectiva facilitación del acceso estaba regida por la ideología liberal de la supuesta "neutralidad" y ésta se concretaba en una posición de "imparcialidad". Ese reglamento sirvió como una forma de censura que impedía la realización de todo programa inspirado en un punto de vista resuelto. En su informe de 1983 sobre las posibilidades de la programación comunitaria en la televisión por cable, el Sheffield TV Group concluyó que la estructura política de la televisión por cable en el Reino Unido disuadiría el acceso. Tres causas reforzarían la disuasión en el caso de "materiales comprometidos": la falta de toda exigencia que garantizara la disponibilidad de canales y recursos para el acceso comunitario; el monopolio local de un solo empresario, lo cual excluía la posibilidad que un canal comunitario obtuviera por separado un permiso; la exigencia de imparcialidad, mencionada anteriormente.

El desarrollo del sistema de distribución por cable es un fenómeno reciente en el Reino Unido. Al final de los años 80, una relajación de las restricciones relacionadas con la propiedad abrió el sistema a las inversiones norteamericanas, las que siguen financiando casi exclusivamente el desarrollo del sistema. Para mediados de 1993, según los registros de la instancia gubernamental competente, funcionaban 62 concesiones. Este crecimiento ha ocurrido en medio de la desreglamentación de normas tocantes a los servicios públicos, las cuales ya no estipulan ninguna exigencia con respecto a servicios locales o al acceso comunitario. Entre las concesiones existentes se han establecido 23 servicios locales. No todos se interesan en el acceso comunitario, pero la mayor parte de los que tienen la inquietud del acceso comunitario trabajan con pequeños grupos de voluntarios y el respaldo de un personal reducido con salarios limitados. El Guild of Local Television (Gremio de la Televisión Local)representa a la red en la que se mueven estos canales. Los afiliados del gremio son principalmente pedagogos interesados en el aprendizaje a distancia y en los realizadores profesionales de la esfera de la televisión local.

La falta de normas en lo referente a los servicios públicos y la financiación limitada en este campo hacen que la preocupación por el acceso público y comunitario siga enfocada en las estructuras de la televisión nacional: es decir, la BBC y el Canal 4. Con la privatización vienen disminuyendo la financiación gubernamental destinada a la realización y los derechos públicos en la esfera de la televisión. Los sistemas de distribución por cable que están dominados por intereses comerciales no ofrecen la financiación independiente exigida por el movimiento de televisión comunitaria. Sin embargo, por otras vías están surgiendo ocasiones de desarrollar el acceso comunitario a la televisión local. Ciertas empresas de distribución por cable ofrecen abonos gratuitos a las escuelas, los colegios y las universidades y desarrollan colaboraciones a nivel de equipos e instalaciones para la enseñanza. No existen normas gubernamentales que abarquen este campo y probablemente la desigualdad de su desarrollo engendrará diferentes sistemas en distintos ámbitos. Una cosa es segura: los objetivos empresariales de la televisión por cable en la enseñanza y la comunidad tendrán una gran influencia en el acceso comunitario a la televisión local del Reino Unido. En estos momentos de expansión empresarial mundial de la televisión, se están fragmentando los intereses en la política gubernamental con respecto al acceso comunitario.

Key words

communication, television, telecommunications


, United Kingdom

Notes

Nick Hunt es realizador independiente de video y enseña en el campo de los medios de comunicación y la producción de video en Mid Warkwickshire College(Reino Unido).

Source

Articles and files

Videazimut, Televisión local, comunitaria y de acceso público in. Clips, 1994 (Canada), 6

Videazimut - 3680, rue Jeanne-Mance, bur.430 Montreal (Quebec) CANADA H2X 2K5 - Tél. (1 514)982 6660 - Fax (1 514)982 6122 - Canada - videaz (@) web.net

contact site map legal mentions