español   français   english   português

dph is part of the Coredem
en.coredem.info

search
...
dialogues, proposals, stories for global citizenship

Etnicidad, territorio y política en Bolivia

Los indígenas de Pacajes (Jach’a Suyu Pakaxi-Tupuqu) proponen la reconstitución de la sociedad y del Estado

Gregorio ALCON

09 / 2002

Esteban Espinoza (Amaut’a), es dirigente del Consejo de Nacional de Marcas y Ayllus del Qullasuyu (CONAMAQ). Él nació en el pueblo (marka) de Tupuqu de la provincia de Pacajes, en el departamento de La Paz, Bolivia. Esta provincia antiguamente se denominaba ’el Gran Señorío Pakaxi’, uno de los cuatro Suyus (Qullasuyu). El CONAMAQ tiene como tarea fundamental la ’Reconstitución de los Ayllu’, es decir la recuperación de las formas de organización ancestral.

Para Esteban, como dirigente, es muy importante participar en este Segundo Encuentro Mundial de Poblaciones de Montaña, para conocer la problemática de los diferentes países del mundo. En el caso de Bolivia, los indígenas están olvidados por los gobernantes, quienes ni siquiera los ven como personas, sin embargo en nombre de los indígenas reciben dinero, que nunca llega a su destino, ’...sino que ellos se lo embolsillan’, dice Esteban, destinando algunos pequeños recursos para las ciudades y casi nada para el campo.

Los gobernantes no ven con buenos ojos a los aymaras y quechuas, porque no conocen su realidad. ’No saben las necesidades que tenemos, lo que ellos miran, es dónde se puede explotar mejor los recursos, los lugares más rentables para enriquecerse, explotar sin cuidar la ecología, nuestro hábitat, no entienden lo que es vivir en armonía con la naturaleza, como tenían la concepción nuestros antepasados’, dice este importante dirigente indígena.

Las personas que vinieron de otros lugares, no se dan cuenta de cómo los indígenas se relacionan con su entorno, sólo quieren tener ganancias explotando los recursos naturales de manera despiadada, destruyendo la naturaleza, contaminado los ríos, haciendo cada vez más pobres las tierras. ’Ahora estos gobernantes siguen empeñados en vender nuestros recursos a grandes consorcios internacionales. Es el caso del agua : desvían ríos en complicidad con los países vecinos. Por eso los de Pacajes, nos organizamos y nos movilizamos para defender nuestros derechos y de aquí a un tiempo, gobernarnos nosotros mismos como dueños de estas tierras’, dice con seguridad Esteban Espinoza.

’Actualmente nuestro territorio no está bien cuidado, precisamente, porque los que vinieron con otra mentalidad nos han contagiado en la forma de pensar : todo en función del dinero. Por otra parte nos tropezamos con las sequías, o el exceso de lluvias u otro tipo de fenómenos naturales que nos castigan, aumentando nuestra pobreza’. Por esto, Esteban recalca que hay que repensar, ver el pasado, volver a respetar a las deidades, entender la lógica de la cosmovisión andina. Todo está en relación : la complementariedad, la veneración a la Pachamama. ’Si no entendemos está lógica, la tierra como parte del hombre entonces siempre habrá desarmonía y sufriremos las consecuencias que sufrimos hasta ahora’, dice Esteban.

También reflexiona sobre quienes son los que más dañan nuestro planeta : ’son aquellos países más industrializados que tienen grandes industrias. No podemos ignorar que uno de ellos es Estados Unidos, que produce el 30 por ciento del total de gases tóxicos, contaminando de esta manera el aire que respiramos. Los países pobres estamos pagando esa factura’. En cambio los países andinos o los países de la montaña son los que purifican el aire contaminado, cuidan bien la naturaleza. Las grandes potencias tienen una deuda ecológica con los países andinos.

Sin embrago, cuando de pagar se trata, los países considerados del tercer mundo son los que tienen una enorme deuda por las ayudas que llegan en nombre de los indígenas. ’Pero nosotros no recibimos ni un centavo’ dice Esteban. Por eso estamos buscando la unidad entre los aymaras y quechuas, como habitantes de estas tierras de montaña, porque somos los verdaderos dueños originarios.

La cultura ancestral ha permitido que las comunidades andinas conserven sus animales, propios de estos lugares, tales como la llama, la alpaca y vicuña, que les proporcionan sus vellones para elaborar las vestimentas, y la carne, considerada alimento de los ’indios’. Esta carne, según estudios realizados, tiene un alto valor alimenticio, lo que ha despertado nuevamente la codicia de los empresarios nacionales y extranjeros. Actualmente, los empresarios están exportando carne de estos camélidos, comprando los animales a precios regalados en complicidad con los países vecinos.

Esteban cuenta que en CONAMAQ se está planteando la propuesta de desarrollar la crianza de camélidos en sus propias tierras. Para ello, exigen ayuda al gobierno, pero sobre todo, piensan organizarse en cooperativas, para luego exportar los productos a un precio justo. Es por ello que tienen que hacer respetar sus recursos naturales, como el agua. Para Esteban es una gran preocupación el hecho del desvío de los cauces o su venta a consorcios internacionales, acciones que afectan los intereses de las comunidades de las montañas bolivianas.

Para Esteban Espinoza es otra preocupación el problema de las patentes, pues recuerda que la quinua fue patentada por Estados Unidos. Explica que los aymaras conservan muchos de sus alimentos tradicionales, como la kañawa y la quinua que son productos muy nutritivos. En CONAMAQ se lucha por proteger las especies de estos ’depredadores’ que solo buscan hacer negocio de la cultura tradicional, pero además, a través de la revalorización de sus prácticas, proponen a las comunidades que retomen la alimentación propia, dejando de lado alimentos introducidos que ’...nos llegan a precios muy caros y que a la larga dañarán nuestro organismos, afectando la calidad de vida que tenemos en Bolivia’, finaliza Esteban.

Key words

cultural identity, people's rights


, Ecuador

Comments

Esteban Espinoza plantea como una de las tareas importantes de las poblaciones de la montaña andina, la reconstitución del ayllu, que significa recuperar las tierras originarias del Jach’a Suyu Pacaje. Este Señorío abarcaba diferentes pisos ecológicos que hoy se han reducido a pequeños espacios en los que está adulterada su forma de organización.

Es hora de que nos demos cuenta de la valía de nuestros recursos, y de extender la responsabilidad sobre su destrucción a quienes realmente la tienen. Sin embargo, CONAMAQ no se queda únicamente en la denuncia y en la actitud de rechazo a estas prácticas, sino que tiene muchas propuestas para la gente del Qullasuyu, entre las que destaca la revalorización de sus productos tradicionales.

Esteban mira la organización como la posibilidad de manejar los territorios con autonomía, basándose en sus propias leyes y promoviendo el respeto a su cosmovisión, ’...para que vuelva de nuevo el respeto, la vida en armonía con nuestra Pachamama y así gobernarnos nosotros mismos como verdaderos dueños’.

Notes

Ficha realizada con base a la entrevista a Esteban Espinoza, Amaut’a de Jach’a Suyu Pacajes, La Paz, en el marco del 2do. Encuentro Mundial de las Poblaciones de Montaña, septiembre 17 al 22 del 2002, en Quito, Ecuador, septiembre 2002. Mayores informaciones contactarse con Esteban Espinoza - Teléfono 2824785, o en Parlamento Amayta [Villa Dolores-El Alto, ] ; o contactarse con ALCON, Gregorio, estudiante de FLACSO, galconwaribo@hotmail.com

Entrevista con ESPINOZA, Esteban, entrevista realizada entre el 17 y el 23 de septiembre de 2002

Source

Interview

IEE (Instituto de Estudios Ecuatorianos) - Calle San Igancio 134 y Av. 6 de diciembre, oficina 2, Quito, ECUADOR - Telf. (5932) 2504 496 - Telefax: (5932) 2904 098 - Ecuador - www.iee.org.ec - iee (@) iee.org.ec

contact site map legal mentions