Llamamiento

para contribuciones

Dosiers en curso

2008 / 2009

- Hacia unos eslabones sostenibles: de la producción al consumo

español   français   english   português

dph participa en la coredem
es.coredem.info

buscar
...
diálogos, propuestas, historias para una Ciudadanía Mundial

Empoderamiento de las poblaciones locales gracias al control de su bosque

Una experiencia de administración de la montaña basada en la comunidad en Tanzania

Maud CHALLIER

09 / 2002

Ufiome es una montaña de 2379 metros ubicada en el Norte de Tanzania. Tiene una biodiversidad muy rica, gracias a sus tres diferentes zonas ecológicas, que corresponden a las diversas alturas (praderas en las partes más bajas, bosque seco en el centro y bosque denso húmedo en la cumbre), a una vida selvática diversificada (elefantes, leopardos, antílopes, etc.) y sobre todo, a unas veinte fuentes que proveen agua a más de 500.000 personas.

Alrededor de 61.000 personas, repartidas en ocho comunidades, se han instalado en los alrededores de la reserva, viviendo principalmente de una economía agro-pastoril, dependiente de la montaña, especialmente del agua, la madera, la miel, las hierbas, el pasto, etc.

Desde 1932, la montaña de Ufiome tiene un estatus de Reserva Forestal Nacional y es una propiedad nacional : depende de la autoridad central y es protegida por la Guardia Forestal. Sin embargo, los resultados de esa administración han sido desastrosos para el ambiente y para la población local : sobre-extracción de madera, pérdida de extensión del bosque, pérdida de vida silvestre, pérdida de fuentes de agua, pérdida de especies maderables y sus productos, aumento ilegal de la extensión de terrenos destinados a la agricultura, pertenecientes a personas ajenas a las comunidades, falta de respeto hacia el gobierno, hacia los guardas forestales y , de una manera más general, hacia la ley.

Por estas razones, las comunidades que viven en los alrededores de la Reserva de Ufiome han propuesto al Estado tener mayor control sobre el bosque y un acceso más fácil a la reserva.

Así, en 1995, se regula por primera vez la administración del bosque por la comunidad que vive en él o sus alrededores. A nivel nacional, se crea el concepto y la práctica del sistema de ’Reserva Forestal del Pueblo’, que supone un control del bosque por la gente que lo habita. En el caso de la Reserva de Ufiome, la administración del bosque se reparte entre los diferentes pueblos de los alrededores. Para ello, se apoya sobre el concepto de administración conjunta : el gobierno deja el control a las comunidades después de un acuerdo sobre un plan.

En el caso de Ufiome, la Reserva Forestal Nacional se divide en ocho zonas independientes (llamadas µreas de Administración Forestal del Pueblo), una por comunidad. Un comité forestal se crea para cada zona, eligiendo a sus miembros dentro de la comunidad. Cada uno de esos comités tiene que diseñar un plan de administración del bosque que luego debe ser aprobado por el gobierno. El plan debe definir las reglas de uso y de protección del bosque : actividades que los miembros de las comunidades pueden realizar permanentemente, actividades autorizadas pero sólo con permisos y actividades prohibidas.

Adicionalmente, en el sistema de administración forestal hecho por la comunidad, los pueblos tienen el derecho de excluir a las personas extrañas a la comunidad que intentan penetrar dentro de la reserva, el derecho de arrestar a la gente que infringe la ley, e im poner una multa, el poder de emitir los permisos determinados por el plan y de definir los precios de entrada. Finalmente, el sistema de protección ya no se apoya sobre guardabosques del gobierno pues ahora ellos son miembros de la comunidad.

La mayoría de la población está muy entusiasmada y desea involucrarse en el proyecto; sin embargo, algunas personas son un poco reticentes a la idea de la administración por parte de la comunidad. La primera razón es la falta de confianza en sus propias capacidades : se preguntan si serán capaces de administrar la reserva. La segunda razón es el temor de traición de parte del gobierno : algunas personas tienen miedo de que una vez que la condición del bosque se haya mejorado, el gobierno vuelva a tomar el control de la reserva para conseguir beneficios. Para responder y calmar a esas reticencias, se organizan reuniones entre los diferentes protagonistas (poderes locales, facilitadores, comunidades) para explicar la idea y el desarrollo previsto del proyecto. Además, para animar ese tipo de iniciativas, el gobierno ha implementado medidas a un nivel nacional : desde 1998 se practica una política para apoyar a los pueblos en la administración de las Reservas Forestales Nacionales; en el 2000, se diseña el Programa Nacional Forestal, que define claramente la manera de trabajar con las comunidades y cómo poner en práctica las políticas; y en 2002 se aprueba el Acuerdo Forestal.

Los resultados de la administración por parte de la comunidad en el sector de Ufiome se observan de inmediato en el bosque y en la población. Por una parte, el bosque vuelve a propagarse en varias zonas y su calidad se mejora, algunas fuentes de agua vuelven a surgir y la vida silvestre reaparece. Por otra parte, la comunidad tiene mucho más poder y dispone de más control sobre los beneficios y productos del bosque. Además, los conflictos entre el gobierno y la población local disminuyen y se establece un mejor equilibrio entre las dos partes.

Ahora, las comunidades de Ufiome quieren avanzar más : no solo quieren la preservación del bosque y del agua, sino también disfrutar de los beneficios del desarrollo de su región..

Palabras claves

bosque, derechos de los pueblos, protección de los bosques, descentralización


, Tanzania, Montaña Ufiome

Comentarios

Se trata de una experiencia muy interesante en el campo de la administración pensada, sentida y realizada por las comunidades. Muestra claramente que la gente puede administrar su bosque y, de una manera más general, sus recursos naturales. Sólo es necesario convencer a los gobiernos nacionales que crean y tengan confianza en las comunidades locales y que acepten delegar una parte de su poder para darles la oportunidad de intentar. Y, finalmente, los resultados son evidentes e importantes : no sólo los pueblos consiguen así un mejor control de su territorio y de sus recursos, sino también les ayuda en el proceso de revalorización de su cultura, identidad y capacidades, elevando su autoestima. Para concluir, es posible decir que la administración realizada por la comunidad puede servir al mismo tiempo para la conservación de los recursos y para garantizar el derecho de los pueblos sobre ellos.

Notas

Ficha realizada en base a la entrevista con Anetoly Angelo Rwiza - guardia forestal en el distrito de Babati, Tanzania, y representante de las comunidades - y gracias a su exposición presentada al Segundo Encuentro Mundial de las Poblaciones de Montaña (17-20 de septiembre 2002). Para conseguir más informaciones sobre esta experiencia, contactar al Señor Rwiza : lsobabati@yako.habari.co.tz or anetoly_Rwiza@yahoo.com

Entrevista con RWIZA, Anetoly Angelo, entrevista realizada entre el 17 y el 23 de septiembre de 2002

Fuente

Entrevista

IEE (Instituto de Estudios Ecuatorianos) - Calle San Igancio 134 y Av. 6 de diciembre, oficina 2, Quito, ECUADOR - Telf. (5932) 2504 496 - Telefax: (5932) 2904 098 - Ecuador - www.iee.org.ec - iee (@) iee.org.ec

contacto mapa del sitio menciones legales