Llamamiento

para contribuciones

Dosiers en curso

2008 / 2009

- Hacia unos eslabones sostenibles: de la producción al consumo

español   français   english   português

dph participa en la coredem
es.coredem.info

buscar
...
diálogos, propuestas, historias para una Ciudadanía Mundial

¿ Qué intervención estatal en el sector forestal ?

Gerardo ALATORRE

01 / 1994

Se requiere una revisión del papel del Estado frente a las comunidades. Nos hemos quejado por mucho tiempo de los problemas y las deformaciones del paternalismo. Hemos confundido el intentar eliminar el paternalismo con el abandono de una función necesaria del Estado, la de redistribución, de equilibrio, de "tutela". Hay un sector social débil cuyo derecho a un apoyo fue reconocido en la Constitución del 17. Esta posibilidad de equilibrio en las capacidades, de distribución de fuerzas, y de distribución en el uso de los recursos actualmente se está abandonando.

Las áreas forestales son áreas marginadas, aisladas, con escasos recursos productivos, con poblaciones débiles. Hay que revisar el concepto de paternalismo o tutela y buscar que el gobierno cumpla un papel activo en todo este espacio de reproducción social.

Desgraciadamente, el proyecto oficial parece decidido a eliminar a los pequeños productores del escenario productivo. Y han sido muy limitados los avances que hemos tenido en la construcción de un polo alternativo o un polo diferente de opinión y presión política que permita instrumentar este tipo de medidas. La capacidad de movilización de los productores forestales está en entredicho por la necesidad de concertar. No nos podemos mover porque estamos concertando. Los cada vez menores recursos que están siendo canalizados al campo han tenido un efecto bastante desmovilizador y desintegrador de la capacidad organizativa esencial.

En el caso forestal, y en niveles que van desde el núcleo agrario hasta las organizaciones nacionales, los Comités de Solidaridad se han convertido en la "alternativa" a la estructura ejidal o comunal, a las estructuras de organización regional y a las estructuras de las organizaciones campesinas autónomas nacionales.

Necesitamos revisar nuestras formas de actuar y de organizarnos. El Estado y los programas de fomento a la pequeña producción han tenido un fuerte efecto desintegrador en la capacidad de movilización propositiva de las organizaciones. Este puede ser un punto de arranque o una de las tareas más importantes si queremos que todas estas conclusiones poco a poco se conviertan en realidad.

Palabras claves

estrategia de desarrollo, política económica, organización campesina, silvicultura, cambio social


, México

Notas

Tomado de la exposición de Gonzalo Chapela en el Taller sobre Políticas hacia una Agricultura Campesina Sustentable. México D.F. 2-3 de julio 1993. Taller organizado por RIAD-México: CECCAM, CNOC, UNORCA y GEA/Progama PASOS.

Fuente

Actas de coloquio, encuentro, seminario,…

CHAPELA, Gonzalo, 1993 (MEXICO)

contacto mapa del sitio menciones legales