español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Algunas paradojas que suelen aparecer en el trabajo de mediación para la articulación en redes ciudadanas

La utilidad de la asunción de roles para el registro, la devolución sistematizada y la puesta en común de recursos como forma de construcción de nuevos vínculos del quehacer y el conocer de las redes ciudadanas

Gerardo ALATORRE, Rosa Delia CAUDILLO FELIX

08 / 2006

Los equipos que, como el GES, buscan facilitar la construcción de vínculos en redes de acción ciudadana, van generando en su quehacer diversas habilidades y recursos que, en principio, pueden beneficiar a compañer@s de una amplia gama de organizaciones o potenciar el trabajo de los representantes de procesos de gestión pública. ¿Por qué “en principio”?

Porque es fácil encontrarse con procesos en los que tarde o temprano te das cuenta de que no siempre te es posible transmitir o provocar respuestas de aceptación o interés en las personas con las que te relacionas.

Puede ser que desde tu postura puedas observar diversos síntomas o señales que reflejan inercias o vicios que permean la cultura de participación ciudadana de un grupo, región, o país. Puede ser también que tú creas que se pueden transferir recursos de comunicación, de manejo de información, de planeación o fortalecimiento organizacional, que han funcionado en otros procesos similares al proceso en que estás participando.

O que te encuentres con dinámicas de comunicación grupal (virtual o presencial) que más que ayudar obstaculizan la suma de esfuerzos y la capacidad de incidencia. Ejemplos de esto, que se repiten una y otra vez, son las posturas triunfalistas (“hemos logrado esto y lo otro; ya estamos vinculados en la Red Fulana...”), y las posturas de crítica “en automático” ante a lo diferente.

Sucede también que en un lugar se tiene un exceso de informaciones, capacidades o recursos conceptuales, técnicos, humanos y en otro carecen de lo más indispensable para dar respuesta a sus múltiples necesidades y problemas.

Sin embargo, no siempre la posición en que te encuentras te permitirá facilitar o hacer accesibles los recursos, contactos, o propiciar las transformaciones en las formas de vinculación y de planeación de las acciones. Las viejas formas se reproducen una y otra vez.

Para entender y dilucidar qué conviene hacer para propiciar mejores condiciones de participación y cómo posicionarte como acompañante o facilitador de los procesos que observas y buscas transformar es importante que encuentres cuáles son los factores de fuerza que permiten la movilización y la construcción de acuerdos:

  • ¿Qué es lo que nos mueve, tanto a quienes participan en las organizaciones o redes ciudadanas como a quienes buscamos cumplir una función de facilitación?,

  • ¿cuáles son los propósitos centrales de la lucha, o cuáles los intereses por los cuales nos agrupamos y buscamos caminar articuladamente?

  • ¿Cuál es el mapa de relaciones en el que te estás insertando y con el que estás construyendo un código de colaboración y propuesta?,

  • ¿Cuál es el inventario de capacidades que posee ese o esos colectivos sociales para operar y construir su imaginario de cambio?

Una de las fuentes de legitimidad o riquezas que poseen las redes ciudadanas, es que se movilizan y actúan a partir de visiones o intereses generalmente relacionados con valores que se consideran la base ética o moral con la que todos se identifican. De lo cual se puede deducir que actúan a favor del bien común; no existen en estas iniciativas razones de fuerza en las que los intereses personales o de grupo se esgriman antes que aquellos en los que siempre se refleja la atención a los más necesitados, a los grupos más vulnerables, a los sectores más golpeados por los sistemas de poder económico y político.

Sin embargo, por la misma razón por la que se lucha y se construyen organizaciones y redes, tienden a reproducirse inercias regidas por un discurso en torno a la escasez y la dificultad, impregnado de actitudes intolerantes o juicios que expresan la incomprensión o el enojo frente a la diferencia. Estas actitudes reproducen y fortalecen las identidades defensivas que han venido construyéndose a lo largo de la historia; seguramente en algunas épocas permitieron la sobrevivencia de comunidades y organizaciones; pero actualmente, en nuestra opinión, el aislamiento es más un factor de debilidad que de cualquier otra cosa.

En ocasiones, nos hemos dado cuenta incluso de que puede haber mayor tolerancia a la autoridad establecida (aunque no se le reconozca como legítima) que a la autoridad moral o ética que algunos compañeros de lucha van construyendo con base en sus capacidades y aportes. Se prefiere verlos como iguales en la carencia, lo cual parece ser reflejo de la propia desvalorización personal o de grupo.

Así vemos una de tantas caras de la moneda. La observación, el registro y la sistematización de todos estos aspectos son los recursos que hay que adecuar y fomentar para impulsar el intercambio y la reflexión colectiva necesarios para dar cauce a nuevas modalidades de gestión de los saberes. Integramos así nuestros recursos y capacidades en formas reticuladas que modifican el dinamismo y la creatividad de las redes sociales en las que participamos en un doble papel de facilitadores actores.

GES (Gestion de saberes - Gestion des savoirs) - Xalapa, Veracruz, MEXIQUE - Mexique - rosicaudillo@gmail.com; geralatorre@gmail.com

contact plan du site mentions légales