español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

La fuerza de la corrupción: militares versus campesinos

Estela López TORREJÓN

08 / 2004

Las manos duras de las zonas rurales argentinas están en permanente conflicto con las autoridades locales, que no sólo no tratan de hacer frente a las injusticias (tal debiera ser su causa), sino que están compradas por empresas cuya política de mercado no tiene nada que ver con la preservación de la bio-diversidad. La homogeneidad de los transgénicos no sólo amenaza a la provincia de Santiago del Estero, sino a todas las zonas rurales del norte de la República Argentina.

Concretamente en Santiago, se llevan produciendo hechos muy graves actualmente. El relato de Adolfo Farias nos acerca a la impotencia de perder algo que sientes como tuyo, y no sólo me refiero a la identidad.

En esta provincia existen leyes que amparan al campesinado, de ahí surge la contradicción. La ley veinteñal enuncia algo tan obvio como que aquella tierra en la que has habitado durante veinte años, que has cultivado, donde han crecido tanto tus padres como tus hijos, te pertenece. La otra cara de la moneda es que debes demostrarlo, y normalmente no tienes potencial económico para hacerlo, con lo que esperas que los paramilitares lleguen, irrumpan en tu casa y maten a tu ganado para ejercer tu derecho y reclamar lo que es tuyo.

Afortunadamente, existen campesinos de base formados por y para los campesinos, donde la lucha por la tierra, el agua y un trabajo digno y justo conforman no una utopía sino una lucha permanente, movimientos como los que integran la Mesa Nacional de Productores Familiares que está en constante crecimiento.

Volviendo al tema de la tierra en Santiago, se va a presentar un proyecto de ley en el que se plantea la tierra como un bien comunitario (anteriormente se planteó lo mismo con el agua), en el que la tierra no sea objeto de especulación, que no sea embargada ni hipotecable. En definitiva, “la tierra para quien la trabaja”, que todos sean dueños de un pedazo de tierra, lo que, bien mirado, no debiera ser tan difícil debido al vasto espacio geográfico y sub-poblado que es el campo argentino. Desgraciadamente, el ser humano no está hecho para construir caminos razonables y en demasiadas ocasiones la vía campesina se ve fuertemente atacada desde la superioridad del poder legítimo de la vía judicial. Tal es la historia que a continuación les voy a relatar de la forma más fiel posible a cómo Adolfo me la narró.

Todo empezó un apacible día de octubre. En una reunión de mujeres, en total unas 80 personas, contando los niños, fueron allanados en un galpón buscando armas que evidentemente no encontraron. Pero no contentos con ello, fueron en busca de Ángel Strappazzon, Miguel Sequeiro, Roldán Pereyra, Gustavo Carrillo y otras personas del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase de Quimilí), quienes fueron arrestados y posteriormente puestos en libertad, después de tomarles extensa declaración. No se les pudo retener pues, tomando el ejemplo de Ángel, ni siquiera estaba en Santiago del Estero cuando sucedieron los hechos, sino que estaba en Santa Fe en un encuentro de educadores populares, donde había un amplio número de testigos. Entre los detenidos ese día, se encontraban dos jóvenes de 14 años que además fueron golpeados.

Después de los graves hechos en Pampa Chanquita, una compañera sufrió un intento de violación. En esta misma comunidad, se dan desalojos y ha sido necesaria la presencia de compañeros del movimiento campesino en una carpa negra para denunciarlo. Hechos parecidos tuvieron lugar en Córdoba, donde doña Ramona Bustamante fue desalojada y los daños causados han sido, en ocasiones, irreparables. No sólo te quitan las tierras, también matan a tus animales y no dudan en emplear la violencia para conseguirlo.

La fuerza de los compañeros campesinos se debe a la cohesión de unas bases campesinas que conocen sus derechos y no dudan en ejercerlos, por más que le pese a grupos de paramilitares encabezados por personajes como Miguel Ángel Zurita, de la mano del juez (“de paz”) Romero, que si quiere dejar de encontrar oposición frente al avance implacable de terratenientes, va a tener que cometer un genocidio del espacio rural argentino y de los campesinos, campesinas e indígenas que en él habitan.

Por último, Adolfo ha recalcado la importancia del relevo de los jóvenes, campesinos y campesinas del mañana. Existe una preocupante tendencia de abandono de las zonas rurales por la ciudad, debido probablemente a la metodología política y mentirosa, en la cual se vende la ciudad como sinónimo de calidad de vida y, una vez allí, se ve agravada su actual situación social de discriminación. Asimismo, plantea la posibilidad de que los jóvenes de las grandes ciudades puedan tener un acceso a la tierra como alternativa a la vida acelerada de las ciudades, formándose previamente al tipo de trabajo en el campo.

Es preocupante la distancia cada vez más insalvable entre la política y en el mundo rural, pues parece ser que sólo si estás dentro del mundo capitalista o de las compañías multinacionales tienes acceso a la vida política, y el papel de la mujer en ella es igualmente preocupante. Es necesario un cambio de conciencia.

A modo de propuesta, Adolfo lanzó la idea de que en las universidades no se forme únicamente a los alumnos en eficacia económica, productividad y demases, sino que también se preserve la identidad de los pueblos, que se fomenten los bancos de semillas; en definitiva, la biodiversidad.

Mots-clés

droits humains, violence politique, réforme agraire


, Argentine

dossier

Forum mondial sur la réforme agraire

Commentaire

A nivel personal, me ha parecido esclarecedora la inscripción de la gorra de nuestra compañero argentino Adolfo: “No hay hombres sin tierra ni tierra sin hombres”.

Notes

Esta ficha fue realizada durante el Foro Mundial sobre la Reforma Agraria (FMRA), organizado por el CERAI en Valencia (España) del 5 al 8 de diciembre del 2004. La colecta de experiencias fue conducida por ALMEDIO Consulting (www.almedio.fr) gracias al apoyo de la Fondation Charles Léopold Mayer.

Source

FARIAS DE CANESI, Adolfo

Organisme-contact : Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE)

Adresse-contact : Rotonda Sur, Ruta 116. C.C. Nº 11

C.P. 3.740 Quimilí. Santiago del Estero. Argentine.

Tel: 038 43 421 195

Mail: sachayoj@uolsinectis.com.ar

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chili - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

CERAI (Centro de Estudios Rurales y de Agricultura) - C/ Del Justicia, nº 1, puerta 8, 46004 Valencia, ESPAÑA - Tel.: +34 963 52 18 78 - Fax: +34 963 52 25 01 - Espagne - www.cerai.es - administracion (@) cerai.es

contact plan du site mentions légales