español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Constatando los efectos del calentamiento global en la montaña

Un compromiso con la educación ambiental parece ser el mejor camino para prevenir desastres como el retroceso de los glaciares andinos.

Carla ESTRADA JOPIA

09 / 2006

Un manantial que se seca

Los glaciares tropicales que se encuentran en cumbres de alta montaña como en los Andes o el Kilimanjaro, y que cubren cerca de 2.500 kilómetros cuadrados en todo el mundo, tienen una importancia vital. Entregan recursos hídricos a las zonas aledañas y constituyen la reserva sólida de agua dulce del planeta. Además, por su gran sensibilidad al cambio climático, los glaciares tropicales son indicadores de la evolución del clima.

Según los datos del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD), de los glaciares tropicales que se encuentran en la Cordillera de los Andes, el 71% esta en Perú, el 20% en Bolivia, el 4% en Ecuador y el 4% en Colombia. Desde los años 70 se ha observado un importante retroceso en ellos, perdiendo densidad de una manera acelerada, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, estos glaciares desaparecerán completamente en 20 o 30 años.

Producto de esta realidad abismal y del interés de algunas personas que realizaban deportes de alta montaña, nace el año 2004 El Instituto Boliviano de Montaña, aunque se encuentra en proceso de consolidación Institucional, ha servido como vínculo entre el mundo académico internacional, las personas que viven en las montañas y las autoridades que toman decisiones relevantes sobre la materia.

Se está en contacto con el Instituto Nacional de Cambio Climático que funciona bajo un convenio con las Naciones Unidas y es parte de un compromiso aportado por Bolivia bajo la Convención Marco de Cambio Climático

Las áreas de trabajo del Instituto son: la investigación para el desarrollo, el cambio climático y sus efectos en los Andes, fortalecimiento y capacitación, proyectos de desarrollo y educación ambiental.

El agua, un recurso escaso

El derretimiento de los glaciares se ha acentuado fuertemente en Bolivia a comienzos de los 80, pero el proceso es anterior, por esa razón, se han contactado con quienes hicieron mediciones previas de los glaciares y así adicionarlas a las que está realizando el Instituto Boliviano de Montaña. El retroceso de estas masas de agua ha sido muy dispar, por ejemplo, el año pasado retrocedieron muy pocos metros, pero el antepasado bajaron cerca de 20 metros. Hay factores ajenos que también influyen, pero se estima que, en el caso de los glaciares tropicales, el calentamiento global y el efecto de la corriente El Niño son los más significativos.

La compañía Hidroeléctrica de Bolivia esta empezando a interesarse en el tema porque una serie de 10 hidroeléctricas extraen el recurso de los glaciares. Incluso, han construido una central, hace dos años, sin haber hecho ningún estudio de cambio climático o de disponibilidad futura del agua. Hoy ya esta comenzando a crearse conciencia sobre el tema.

En Bolivia el efecto de este fenómeno no es el riesgo de avalancha, como en otras partes, sino la falta de agua. Un efecto de estos cambios en los glaciares se refiere al régimen hidrológico de las cuencas, que varía en función del volumen de masa helada en las montañas. En este caso afectará a la conurbación La Paz-El Alto con 1.5 millones de habitantes que en buena parte dependen de esa agua. Las autoridades aún no están concientes de este riesgo. Se pretende crear conciencia y ver qué medidas pueden tomarse para revertir el problema.

Tomando en cuenta que los glaciares contribuyen a una distribución más racional del agua en períodos de sequía, dentro de 15 a 20 años, las consecuencias pueden ser gravísimas e irreversibles. El glaciar de Chacaltaya en Bolivia, por ejemplo, pasó de un déficit anual medio de 0,6 m de agua entre 1963 y 1983, a 1,2 m entre 1983 y 2003. A este ritmo, la revista los expertos predicen su completa desaparición antes de 2015.

Creando conciencia con las comunidades de montaña

El Instituto esta en una fase de generar discusión, sincerar el tema. Por ahora sólo se propone difundir medidas básicas, que en otros países ya se aplican, como por ejemplo no despilfarrar el agua, una medida que en La Paz ya se ha logrado, porque el consumo de agua indica que no hay despilfarro.

Uno de sus primeros estudios, aún en fase de trabajo, es sobre el impacto socioeconómico del retroceso de los glaciares en los Andes, inspirado en los estudios del IRD (Instituto de Investigación para el Desarrollo), de la Corporación Francesa y la Universidad de la Paz, que hace 15 años están midiendo el tamaño de glaciares en Bolivia y proyectando su situación para los próximos años.

Otro proyecto es Líneas Glaciares, un estudio de impacto visual de educación ambiental. En cada excursión hacia los glaciares se instalan unos señalizadores de piedra en el borde del glaciar formando una línea. La idea es visualizar el retroceso y crear el efecto visual que genera mayor impacto que las cifras.

También se fotografía semestralmente los glaciares, con la ayuda de GPS, en un par de años y considerando la velocidad a la que están retrocediendo los glaciares, se obtiene una documentación visual que puede ser de alto valor.

Como se observa, el Instituto, a pesar de ser un proyecto incipiente, está firmemente encaminado a generar una mayor conciencia con respecto al tema ambiental. En este caso, los glaciares son la excusa, pero el cuidado y respeto al medio ambiente son un valor que debe inculcarse de niños a grandes. La idea es poder compartir los resultados de los estudios con las comunidades de montaña, pero falta financiamiento, para resolver este problema se esta buscando alianzas que permitan obtener recursos y hacer el trabajo de concientización.

El Instituto Boliviano de Montaña se ha relacionado con redes de investigación, lo cual permite constatar la importancia del trabajo global y mancomunado. La problemática de los glaciares andinos no es ajena a nadie ya que las repercusiones del retroceso o desaparición de éstos afecta a todo el planeta. Por lo tanto las medidas de mitigación y de adaptación a estos cambios deben ser tomadas en conjunto. De no ser así, para un país como Bolivia no queda más alternativa que la adaptación, en un primer término, y luego la migración.

La estrecha relación agua montaña

La motivación para relacionarse con la APMM es buscar otros espacios de discusión y de difusión de la problemática. Tanto con académicos, como con organizaciones de base de habitantes de las zonas de montaña.

El retroceso de los glaciares afecta significativamente la calidad de vida de quienes habitan en zonas cercanas, es por ello que la participación de las comunidades se hace indispensable. Ésa es la idea central que mueve la iniciativa del SERNAP (El Servicio Nacional de Áreas Protegidas) que ha creado 22 áreas protegidas a nivel nacional en las que se considera la existencia de poblaciones en su interior y se respeta el derecho a su desarrollo.

Desde siempre, la montaña ha sido importante para el hombre por los recursos naturales que guarda, estas iniciativas, junto con el respeto a la tierra buscan valorizar la montaña por sus personas, sus culturas y sus modos de vida, de los que las sociedades occidentales pueden aprender mucho.

Mots-clés

éducation à l’environnement, changement climatique, accès à l’eau, catastrophe écologique, politique de l’environnement


, Pérou, Cusco, Departamento de Cusco, Perú.

dossier

Les peuples de montagne dans le monde

Commentaire

Educación ambiental

Aunque el Instituto Boliviano de Montaña está dando sus primeros pasos, ya puede vislumbrarse un compromiso serio por conservar el patrimonio natural y cultural de las áreas protegidas y su entorno, apoyar al desarrollo sostenible nacional, regional y local.

Es menester, sin embargo, el compromiso responsable de los gobiernos para implementar medidas serias de respeto al planeta y programas de educación ambiental. Especialmente en zonas donde conviven culturas ancestrales cuya cosmovisión pone a la tierra por sobre todas las cosas existe un gran potencial de intercambio de saberes. La salud del planeta no puede estar entregada a la buena voluntad de algunos, es un asunto de supervivencia.

Notes

Esta entrevista fue realizada por ALMEDIO Consultores gracias al apoyo de la Fundación Charles Léopold Mayer durante el encuentro regional organizado por la Asociación de Poblaciones de Montañas del Mundo - APMM.

Source

Entretien

Dirk Hoffman: Coordinador del Instituto Boliviano de la Montaña boivian-mountain-institute@gmx.net, SERNAP, dhoffmann@sernap.gov.bo, 22317742/3. dirk1964@gmx.net

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chili - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

APMM (Association des Populations des Montagnes du Monde) - 50 boulevard Malesherbes, 75008 Paris, FRANCE - Tel:+33.1.42.93.86.60 – Fax:+33.1.45.22.28.18 - France - www.mountainpeople.org - contact (@) mountainpeople.org

contact plan du site mentions légales