español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Outlet orgánico en Katmandú mejora la vida de las comunidades remotas

The Organic Village (TOV) fue fundado hace tan sólo un año por un grupo de ambientalistas nepalíes, con el objetivo de apoyar y contribuir al desarrollo de mercados nacionales e internacionales donde se promuevan los productos orgánicos de las comunidades y aquellos fabricados con tecnologías de energía renovables sellándolos con su certificación Enviro-Guard.

Manuel LLANO

10 / 2006

Enclavado en los Himalayas, el Reino de Nepal es un pequeño país que se eleva con las cumbres del mundo y fluye con ríos caudalosos que escurren desde los glaciares y crecen alimentándose de los monzones. En un desnivel que en sus extremos es de más de 8 mil metros el agua baña naturalmente a todo el territorio. Los verdes de este país son envidia de cualquier agricultor y la dicha de sus habitantes.

Nepal mantiene una cubierta forestal relativamente intacta en un 25% de su superficie. Con gran parte de su población viviendo en las fértiles planicies del Terai, las montañas enfrentan problemas para la construcción de infraestructura así como para la introducción de tecnologías. De modo que la producción orgánica no es una técnica redescubierta para los pobladores de las montañas en Nepal, es algo que ha querido permanecer en la montaña y hoy sólo espera ser impulsado por el mercado y el gobierno. Pues las certificaciones, homologaciones y la cultura misma del consumo orgánico se encuentran muy alejadas de la vida diaria de este país.

 

Acercando la montaña al mercado

Mientras los exportadores buscan los productos de gran calidad y de bajos costos, las comunidades de las montañas tienen estos productos aunados a una gran dificultad para poder llevarlos al mercado.

Samir Newa, fundador de The Organic Village cursó su educación académica en la Administración, pero su verdadera educación, como a él le gusta comentar, la obtuvo en la aldea de Baglung. Donde por varios años se hizo cargo de implementar un programa de energía solar del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El acceso a la energía eléctrica en Nepal es difícil y costoso, la topografía no ayuda. De modo que el programa de implementación de energía solar consistía en llevar este servicio en base a un sistema de intercambio, disponible para las comunidades que no podían pagar la instalación del servicio por si mismos. Se les ofreció que adquirieran los sistemas de energía solar y poder pagarlos con su producción agrícola local.

Mediante este programa, Samir Newa llevaba energía eléctrica solar a las comunidades, buscaba un lugar en el mercado para sus productos y dejaba finalmente a la comunidad con esa conexión en el mercado disponible para la venta futura de su producción.

Las comunidades no tenían que preocuparse en como conseguir dinero para pagar tecnología y electricidad, ya que si se involucraban en ese programa conseguían promoción para su trabajo, sus productos y al final sólo se les pedía que ocuparan un poco de su tiempo libre para organizarse.

Fue entonces cuando surgió la idea que llevaría a la creación de The Organic Village. Samir pensó que si conseguía algo de financiamiento para un nuevo proyecto, el se haría cargo del marketing citadino de los mejores productos de las comunidades. El financiamiento llegó de la UNDP y The Organic Village quedó registrado e inició actividades en Katmandú, capital de Nepal, como tienda de productos orgánicos y artesanías en diciembre de 2005.

 

Uniendo esfuerzos, repartiendo beneficios

La tarea mayor, sin embargo, apenas comenzaba. Tras la instalación de la tienda en Katmandú era necesario acrecentar en la población citadina la cultura de la importancia de consumir productos de orígenes orgánicos o de productos fabricados mediante la utilización de energía renovable. Una tarea de estas dimensiones era totalmente nueva en el área.

La población nepalí no está acostumbrada a consumir este tipo de productos de modo que el trabajo para Samir Newa continúa siendo generar este mercado. Para lograrlo, escasos meses después de la instalación de la tienda, se decidió la creación de un restaurante en el mismo sitio que ofreciera a sus clientes comida preparada con alimentos 100% orgánicos producidos en las comunidades, así inició The Organic Bistro.

En su opinión, la población de clase media nepalí no puede pagar los precios estándar de los productos agrícolas orgánicos. Con esto en mente, el restaurante diseñó menús de bajo costo para poder atender y llevar el mensaje de la cultura orgánica a todos los segmentos de la población. A pesar de esto, The Organic Bistro es principalmente visitado por los nepalíes de clase alta y los turistas extranjeros. La experiencia gastronómica resulta muy satisfactoria para sus comensales, logrando hacerse de una publicidad de boca en boca que llegó hasta los medios de comunicación, periódicos, revistas y la televisión nacional lo han visitado tras el interés que ha suscitado su oferta.

The Organic Village y la extensa red de productores que la componen, está utilizando al restaurante que prepara sus alimentos con sus propios productos como un imán para atraer a sus clientes a la tienda. Dónde los clientes pueden encontrar los resultados de los esfuerzos promovidos en las comunidades. Productos de origen 100% orgánico o diversos artículos fabricados con elementos de orígenes naturales y utilizando fuentes de energía renovable que el mismo Samir ha llevado a las comunidades de la montaña.

Un claro ejemplo de los resultados obtenidos de la sinergia entre pobladores de la montaña, la promoción del empleo en casa, la energía eléctrica solar y una tienda de artesanías que se encargue del marketing, es visible en los productos realizados a partir del papel Lokta, obtenido naturalmente del árbol del mismo nombre. Este papel es totalmente natural, libre de ácidos y químicos. Resulta además de gran calidad y duración, sus fibras son aun más fuertes que las del papel producido por máquinas. Además de ser una tradición ancestral de Nepal la producción de este tipo de papel, escrituras hindúes y budistas de siglos atrás fueron escritas sobre este papel. Para el mercado contemporáneo, se producen calendarios, cuadernos, tarjetas de felicitación, pantallas de lámparas, entre otros productos. The Organic Village lo vende en la ciudad e inicia ya su exportación a países europeos.

Todos los productos que entran al catálogo de The Organic Village son homologados con un sello “Enviro-Guard”. Los clientes tienen la garantía de que los productos bajo este sello fueron producidos en tierra libre de pesticidas o fertilizantes químicos, o son producidos con tecnologías de energía renovable.

Al día de hoy, The Organic Village trabaja con 200 comunidades distribuidas en 30 de los 70 distritos de Nepal. Llegando así a tener aproximadamente unas 4,000 familias beneficiadas. Esto lo ha logrado trabajando conjuntamente con redes ya establecidas de productores en Nepal, como es el caso de su mayor aliado en el trabajo con las comunidades, FECOFUN la red más grande de productores del bosque. De este modo, TOV no va directamente a las comunidades, va a los grupos y redes ya organizadas. Contar con estos aliados ha permitido hacer de TOV la única compañía en el ramo de los orgánicos que está abarcando una gran diversidad de productos. Los otros actores en la escena orgánica nepalí sólo están ofreciendo un tipo de producto.

La variedad de productos, las redes establecidas y el marketing nacional e internacional de los productos de la montaña nepalí, dan a TOV el liderazgo de su ramo. Su esfuerzo es considerado como pionero por el gobierno nepalí. Pero es justo esta posición lo que los enfrenta a cargar con la creación de un mercado nacional e internacional sobre sus espaldas. Urgen del apoyo del gobierno para poder llevar los productos de la montaña nepalí a venderse a otros países y continentes.

Mots-clés

Inde, Himachal, Pradesh, India

Commentaire

Como dice Samir, subir a la cima de una montaña es difícil, es pesado caminar las cuestas empinadas. Pero una vez que llegas a la cumbre, te sientes muy orgulloso. Por arriba de ti sólo esta el cielo. Nada te molesta. Las montañas son lugares de calma, de mucha paz. Su lucha es por llevar a los productores que ya viven en la montaña, a que puedan disfrutar de esa calma que está a sólo metros por encima de ellos, la cumbre no está lejos.

Notes

Esta entrevista fue realizada por ALMEDIO Consultores gracias al apoyo de la Fundación Charles Léopold Mayer durante el encuentro regional organizado por la Asociación de Poblaciones de Montañas del Mundo - APMM

Source

Entretien

Samir Newa, Fundador de The Organic Village Pvt. Ltd.

GPO Box 8975, EPC 840

Baluwatar, Katmandú, Nepal

Teléfono: + 977 (1) 4414383

www.theorganicvillage.com www.sdclekhani.org

samir@theorganicvillage.com

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chili - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

APMM (Association des Populations des Montagnes du Monde) - 50 boulevard Malesherbes, 75008 Paris, FRANCE - Tel:+33.1.42.93.86.60 – Fax:+33.1.45.22.28.18 - France - www.mountainpeople.org - contact (@) mountainpeople.org

contact plan du site mentions légales