español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Las mujeres necesitan ser tomadas en cuenta

Cualquier alianza entre campesinos y pescadores debe considerar a las mujeres y asumir el desafío de acabar con la discriminación.

Carla ESTRADA JOPIA

04 / 2007

En Uruguay, la población total de hombres y mujeres es relativamente similar (48,3% hombres y 51,7% mujeres), la población rural, en cambio, es mayoritariamente masculina con un 57% y un 43% de mujeres (1).

En las localidades pequeñas, de hasta 2000 habitantes, cerca del 22% de los hogares rurales están en manos de mujeres. La presencia de la mujer en las labores productivas del hogar es visible y relevante.

La Asociación de Mujeres Rurales del Uruguay AMRU, fue fundada en el año 1994 y reúne a cerca de 2000 mujeres a nivel nacional. Rosario García y Santos, es uruguaya, veterinaria, madre de 6 hijos y dos nietos, trabajó por 20 años en el campo en la ordeña de leche. Desde su creación trabaja en AMRU como coordinadora técnica.

¿Cuál es la labor de la Fundación?

En este momento la Fundación tiene un área de formación integral, uno de los ejes principales a los que se apuesta es a la formación.

Hay diferentes módulos, uno que comprende la afirmación y crecimiento personal, identidad, pertenencia; un segundo módulo de capacidades o destrezas a desarrollar para emprender actividades; y un tercer módulo de formación de dirigentes en donde se ve lo vinculado a políticas internacionales, acuerdos comerciales, etc.

¿Se dedican a la formación y capacitación solamente?

No, además estamos trabajando para consolidar una cooperativa. La AMRU se crea para atender las demandas concretas de las mujeres y junto a eso, las necesidades económicas y el emprendimiento a fin de hacerse sostenibles el día de mañana. Se ha creado una marca, Delicias Criollas, en torno a los productos que ellas elaboran, se venden mermeladas, quesos, panificados, etc. Hay mujeres ganaderas, otras lecheras, algunas hortícolas, lo que da una variedad interesante de productos.

No todas las socias de la Asociación integran la cooperativa, hay ciertos requisitos para la incorporación, hay una selección en cuanto a la calidad de los productos y los procesos de producción.

Esta es una manera de fomentar el trabajo conjunto, ¿Es para ustedes un tema central?

Si, también tenemos un trabajo gremial social, apoyadas por polítólogas, formulando propuestas, porque nuestra línea de acción no es tan contestataria, sino propositiva. Tenemos una propuesta de políticas públicas para las mujeres rurales relacionada con la propiedad, la reforma del Estado, la carga tributaria, en fin, evaluamos cómo es posible incidir en las políticas.

Hay, también una apuesta fuerte a todas las políticas de alianza, participamos en convenios con instituciones públicas, privadas, nacionales e internacionales, o con universidades, la idea es buscar lo que nos identifique con otros.

¿Y con otros movimientos sociales similares?

Para la Asociación siempre han sido muy importantes las alianzas porque supone la posibilidad de sumar y de hacer aportes en conjunto, es algo que abre la cabeza, que te ayuda a ver lo que puedes aprender de las problemáticas de otros sectores.

Se ha peleado mucho por integrar la Coordinadora de Organizaciones de Productores Familiares del MERCOSUR, COPROFAM, nuestra incorporación ha sido un paso muy importante. Allí, nos interesa coordinar nuestras políticas, por ejemplo, nos podemos potenciar con el trabajo de género que se hace en Brasil. Apoyarnos para construir avances con nuestros gobiernos que no parecen estar tan abiertos a los cambios.

¿Cuál es el principal problema que enfrentan las mujeres campesinas?

Es un tema muy específico, las mujeres tienen en común la necesidad de ser valorizadas, tomadas en cuenta, que sus aportes se hagan visibles y se reconozca la multiplicidad de roles que cumplen en la sociedad. La idea es que se generen las políticas adecuadas para ellas, que tienen un sentido tan fuerte de pertenencia al campo, con respecto al futuro de sus hijos o de las proyecciones de la familia.

Considerando que esa es una inquietud de las mujeres en general, ¿cree que existe una especificidad en cuanto a lo femenino en el trabajo de la tierra?

Si, y también con las mujeres de otros lugares, incluso con las pescadoras o algueras. Creo que hay un terreno muy amplio en el que podemos aprender, esta ligado a la seguridad alimentaria y al planeta que queremos. A las mujeres especialmente, les toca el tema de las futuras generaciones.

La articulación con un sector que produce o extrae el alimento del mar resulta vital para posicionarnos juntos, plantear nuestros problemas y para patentar lo que es nuestro, hay mucho potencial. Creo además, que la multiplicidad de funciones que realiza la mujer agrega dificultad al trabajo, ahí esta la especificidad nuestra, y es allí donde tenemos que ser capaces de sensibilizar a nuestros compañeros.

¿Cuál es el gran desafío para la Asociación?

El desafío para la asociación, es ver cómo puede ser reconocida como un interlocutor válido, como un representante legitimo de las mujeres del campo. Queremos que sea tomada en cuenta para poder hacer su aporte a la sociedad en igualdad de condiciones con respecto a las otras organizaciones. Tenemos que superar la exclusión, no sólo de género, que sigue siendo fuerte, sino también la exclusión social.

Mots-clés

droits des femmes, exclusion sociale, féminisme


, Uruguay, Ancud, Isla de Chiloé, Región de los Lagos, Chile.

dossier

Campesinos y pescadores al Sur del Mundo

Commentaire

Existe en el mundo femenino, y especialmente en el sector rural, la necesidad de reconocimiento del aporte que hace la mujer a las labores productivas en el hogar. Ellas realizan una gran cantidad de actividades, las que no necesariamente se consideran “productivas” al no ser directamente remuneradas por el mercado. Por otra parte, la mujer debe alternar sus obligaciones laborales con las funciones propias de su naturaleza, los embarazos y la crianza tampoco son reconocidas como aportes productivos a la familia. Culturalmente el hombre es visto como el proveedor, esto implica una desvalorización del rol femenino en el hogar.

Para establecer una alianza entre pescadores y campesinos resulta vital considerar estas inquietudes, a fin de reducir las asimetrías que puedan existir entre quienes integran esta alianza. Así como es justo equiparar las oportunidades de campesinos y pescadores, eliminar las diferencias entre hombres y mujeres es tanto o más urgente.

Notes

Fichas realizadas por Almedio Consultores durante el evento Campesinos y pescadores al Sur del Mundo. Chiloé (Chile, abril 2007). Este encuentro fue convocado por el Foro mundial de pescadores artesanales, la Contag de Brasil y la Coprofam (Coordinadora de Productores Familiares del MERCOSUR). El libreto diseñado por Almedio puede ser consultado en su totalidad en www.almedio.fr/siteESPAGNOL/reamercosur.htm

Source

Entretien

Rosario García y Santos, 2007/04/20. Fundación De Mujeres Rurales Del Uruguay

Dr.S. García Pintos 1138 2º piso CP 11800, Montevideo, Uruguay, +598 2 2090735 amru@amru.org

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chili - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

contact plan du site mentions légales