español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Nuestra tarea común es luchar por una agricultura con campesinos y una pesca con pescadores

En Argentina, la concentración de la tierra y la producción intensiva destinada a la exportación amenaza el modo de vida de los agricultores familiares.

04 / 2007

Argentina es el octavo país más grande del mundo y el segundo en Sudamérica, después de Brasil. Tiene una superficie total cercana a los 280 millones de hectáreas, casi 3 billones de kms2.

Es el segundo exportador agropecuario y el tercer productor agrícola en Latinoamérica. Es el tercer productor mundial de carne vacuna, soja, miel, semillas de girasol, limones, limas y alcachofas. Sus actividades agrícolas y ganaderas representan cerca del 10% del Producto Interno Bruto nacional  (1).

Pedro Peretti es secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Agraria Argentina FAA, natural de Máximo Paz, un pueblo del sur de Santa Fe, a 80 Km. de Rosario. Al igual que sus amigos, padre y familia, es productor agropecuario, militante de distintas cuestiones sociales en su pueblo. Casi pierde su campo producto de las crisis económicas, ese día se dio cuenta que la solución era de tipo colectiva. Esto lo llevó a militar activamente convirtiéndose en secretario de una Comisión de Productores Endeudados, y desde el año 94, el impulso de los cortes de rutas o piquetes, la toma de bancos, y una serie de medidas que continúan hasta hoy.

¿Cómo ha evolucionado su sector desde la crisis financiera del 2000-2001?

La situación en el campo, desde la devaluación monetaria del 2001, ha tenido una evolución notable.

La crisis se generó porque hubo un ascenso de los modelos neoliberales en la Argentina, se empezaron a seguir las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Había que privatizar, achicar el Estado, se desmanteló todo el andamiaje protectivo que tenían los pequeños y medianos productores. Llegó el neoliberalismo que instaló Carlos Menem, Domingo Cavallo y luego, Fernando De la Rua. El año 2001 se generó una crisis muy grande y una sublevación que derroca al gobierno de De la Rúa. Como consecuencia de esa crisis se cristalizó el grado de endeudamiento del sector agropecuario.

Últimamente, con el gobierno de Néstor Kirchner han cambiado muchas cosas, especialmente en materia de DDHH y justicia, pero en el campo sigue habiendo neoliberalismo, aunque se ha avanzado mucho, todavía se sigue priorizando una agricultura sin agricultores, ésa es parte de nuestra lucha.

¿Cuál es el mayor problema que enfrentan hoy?

Ahora nuestros problemas son otros. Si antes se corría el riesgo de desaparición, de venta o de quiebra, ahora el gran debate es por la agricultura industrial transnacional. Hemos presentado un proyecto contra la concentración y extranjerización de las tierras en Argentina, pero tampoco queremos que argentinos tengan latifundios. El latifundio es una rémora que debe ser extirpada, es el centro de muchos males que tienen los países de América Latina.

Se esta cometiendo la peor de las injusticias, que es tratar como iguales a desiguales, tiene que haber políticas publicas segmentadas, diferenciadas, orientadas a la producción familiar. No hay una sola agricultura, el tamaño es central, no es lo mismo una transnacional como Monsanto que una pequeña empresa. Ésa es la clave.

¿Cuáles han sido los avances concretos?

Los logros son más bien escasos en los temas centrales. No hemos logrado imponer una reforma tributaria para los pequeños y medianos productores, no hemos logrado imponer un proyecto sobre tierras.

Hay algunos avances concretos, con la Coordinadora de Organizaciones de Productores Familiares del MERCOSUR, COPROFAM tuvimos un éxito muy importante, la creación de la Reunión Especializada de Agricultura Familiar REAF. Es una plataforma de articulación política entre la sociedad civil y los Estados sobre temas específicos de agricultura familiar.

En un país tan grande como Argentina ¿cómo se organiza la FAA?

La FAA tiene aproximadamente 100 mil socios en todo el país y tiene una política regional. En Argentina le llamamos economías regionales, la de la caña de azúcar, de la vid o del arroz, por ejemplo, se dividen por regiones, cada una organizada con un Consejo Directivo que, a su vez se articula de manera nacional.

¿Cómo se relacionan con el poder político?

Participamos electoralmente apoyando y dando soporte técnico a proyectos con los que tenemos cosas en común, una reforma agraria, por ejemplo. Aunque no seamos del mismo partido, encontramos algunos puntos comunes, tratamos de unir distintas culturas políticas para actuar juntos. En todo caso no vamos a ayudar a la derecha, o a quienes piensen que hay que concentrar la economía. Paralelamente tenemos articulaciones locales, con intendentes y gobernadores.

¿Y con otras organizaciones similares?

Hemos generado una política de alianza hacia otros sectores, con la Central de Trabajadores Argentinos CTA, que tiene más de 1 millón de afiliados, con la Asociación de Pequeños y Medianos Productores APIME; actuamos en bloque interviniendo en los temas que nos interesan en la política social.

En lo internacional la COPROFAM es muy importante, porque a diferencia de otros bloques respeta las realidades locales, no impone sus puntos. Entiende que cada pueblo debe hacer su propio sistema de lucha, sus propias consignas y tiene sus propios tiempos, lo que se hace es entregar la solidaridad desde otros lugares

¿Por qué hacer una alianza con los sectores de la pesca artesanal?

Los problemas en la tierra y mar son iguales, la privatización del mar es igual a la concentración de la tierra, hay una orientación a la exportación, un desprecio por el mercado interno y por los saberes tradicionales. También se está haciendo una pesca sin pescadores. En todas partes pasa lo mismo y la prioridad debe ser el hombre, no la economía, no puede ser más importante una trasnacional y sus números, que la salud, el hambre o la vida de miles de personas.

¿Qué desafíos se presentan?

En cuanto a esta alianza, hay que pensar en que más adelante hay que seguir creciendo, hacer alianza con los trabajadores, las pequeñas y medianas empresas PYMES, en fin, generar un gran movimiento.

Además, debemos poner el tema agrario como un problema de todos, no solamente de los agropecuarios, debemos salir del ghetto agrario y empezar a considerar a los sectores urbanos como aliados.

Mots-clés

agriculture d’exportation, décollectivisation des terres, agriculture familiale, pêche


, Argentine, Ancud, Isla de Chiloé, Región de los Lagos, Chile.

dossier

Campesinos y pescadores al Sur del Mundo

Commentaire

El modelo de producción intensivo ha generado la concentración en la propiedad de la tierra, las consecuencias de este fenómeno trascienden las fronteras de lo que específicamente se considera agricultura. A la deforestación, la incorporación de cultivos transgénicos, el empobrecimiento de los suelos o la pérdida de diversidad se suman la profundización de las desigualdades sociales, el éxodo a las grandes ciudades y el exterminio de la cultura rural.

La tierra, al igual que el mar, no puede ser reducido a un bien de mercado. Su importancia no sólo radica en la capacidad de producción de alimentos, sino en ser el sostén de un modo de vida particular de millones de personas. La defensa de esta diversidad cultural debe ser férrea, en cuanto factor que contribuye a la estabilidad y el desarrollo sustentable de una sociedad.

Notes

Fichas realizadas por Almedio Consultores durante el evento Campesinos y pescadores al Sur del Mundo. Chiloé (Chile, abril 2007). Este encuentro fue convocado por el Foro mundial de pescadores artesanales, la Contag de Brasil y la Coprofam (Coordinadora de Productores Familiares del MERCOSUR). El libreto diseñado por Almedio puede ser consultado en su totalidad en www.almedio.fr/siteESPAGNOL/reamercosur.htm

Source

Entretien

Pedro Peretti. 2007/04/20. Federación Agraria Argentina FAA, Pje. A. Storni 745-2000-Rosario-Santa Fe- Argentina, 0341-5122000 0341-155884863, pperetti@faa.com.ar

contact plan du site mentions légales