español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Reestructuración y respuesta sindical

La experiencia en Santa María, madre de la fruta chilena

(Restructuration et réponse syndicale L’expérience de Santa María)

Rodrigo ALVAYAY, Ricardo LOPEZ

01 / 1994

En la fruticultura de exportación solo el 1% de los trabajadores está organizado. Sin embargo, en Santa María, y a pesar de las restricciones legales que hasta hoy día no permiten a los temporeros negociar colectivamente, nació a comienzos de 1989 un sindicato, compuesto fundamentalmente por temporeros, que representó a los pocos meses al 18% de estos, y hoy a un 36%. De ellos, el 54% participa en sus diversas actividades y ha logrado movilizar encuentros del 100% de la fuerza laboral. El sindicato es de carácter territorial, comunal e interempresa, basado en delegados por pueblos y caseríos de la comuna y de los diferentes programas, básicamente de auto-ayuda y auto-desarrollo. Estos programas están referidos tanto a las necesidades que surgen del trabajo, como a las necesidades de los "meses azules", que implican seis o siete meses de desempleo. La presencia masiva de mujeres en el sindicato, y decisiva en su liderazgo, facilita esta concepción global de las necesidades de los trabajadores y del desarrollo para enfrentarlas. Dado el monocultivo del valle, que implica medio año de desempleo, la organización se transforma en un sindicato-junta de vecinos. En consecuencia, la vida no se parcela, y las necesidades de todo tipo se asumen con igual preocupación. El sindicato y la Casa del Temporero de Santa María han desarrollado un conjunto de alianzas con ONGs, la iglesia, Confederaciones Nacionales Campesinas, y el gobierno de la Concertación. Con este último la relación ha sido un tanto de frustración. El sindicato, con el apoyo de la Casa, logró que el Presidente de la República y varios altos funcionarios visitaran Santa María, en donde le plantearon sus demandas. El Presidente respondió que no permitiría que las exportaciones de fruta se sustentaran en salarios de hambre, y anunció negociaciones laborales tripartitas antes de la temporada, tal como se lo planteara el sindicato. Pero los empresarios pudieron más, y continuaron los salarios de hambre y se negó el derecho a negociación a los temporeros. En el sindicato hay un nuevo estilo de concertación. A raíz del caso de las uvas envenenadas con cianuro (1989)los empresarios desconocieron los contratos de trabajo de los temporeros. Al reanudarse las exportaciones, en Santa María hubo paros que los obligaron a respetar sus compromisos. Posteriormente el sindicato se reunió con la Asociación de Productores de San Felipe y con el Comando de Empresarios Endeudados, proponiendoles firmar un convenio ligando derechos laborales y el reconocimiento sindical al aumento de la calidad de la fruta y a una vigilancia conjunta ante posibles actos de terrorismo como los del cianuro. Tambien ofrecieron viajar en conjunto con los empresarios a los Estados Unidos para dirigirse a la opinión pública de ese país con el objeto de ayudar a "abrir mercados". Sólo el Comando de Empresarios Endeudados y el sindicato con el apoyo de la Casa firmaron el acuerdo, lo cual inició un trabajo de casi dos años de apoyo mutuo y conjunto. Estas propuestas desafiaban al empresario a ser un capitalista moderno, y desafiaban al gobierno a erguirse en cuanto catalizador de un desarrollo diferente.

Mots-clés

Chili

Commentaire

La Casa del Temporero ciertamente contribuye a que el sindicato de los trabajadores temporeros se articule y tenga presencia ante los empresarios y el gobierno. Sin embargo, parece determinante para la gestación y sostenimiento de esos vínculos, la forma comunal, territorial e inter empresas de organizarse del sindicato, que le permite proyectarse más allá del área de trabajo, y sostenerse de manera cohesionada y activa aún despues del período de cosecha. A esto se suma que la estabilidad de asentamiento de los trabajadores -todos residentes en el valle del Aconcagua- y su sistemática participación en las cosechas, les da un conocimiento amplio de las potencialidades de su trabajo y de las debilidades de sus patrones.

Notes

Gonzalo Falabella "Reestructuración y respuesta sindical La experiencia en Santa María, madre de la fruta chilena"

Source

Entretien

LOPEZ, Ricardo; FALABELLA, Gonzalo, ACCION AG in. ECONOMIA Y TRABAJO, 1993 (CHILE), Año 1, n°2

CERC (Centro de Estudios de la Realidad Contemporanea) - Obispo Salas 0254 of.440 Providencia - Santiago - CHILE - Tel 2743684- Fax 2257238 - Chili - www.cerc.cl - estudios (@) cerc.cl

contact plan du site mentions légales