español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Ante el peligro del cambio climático, ¿ qué legislación, qué financiamiento ?

(Face au danger du changement climatique, quelle législation, quel financement?)

02 / 1995

El clima está cambiando. Es difícil afirmar cosas con toda seguridad, porque el clima siempre es variable; pero existen razones suficientes para prever desórdenes cada vez más graves en el sistema climático. En la atmósfera están aumentando rápidamente las concentraciones de gases que atrapan la radiación solar, y cuyo efecto de invernadero se prolonga durante siglos.

Legislación climática

En 1992 los gobiernos del mundo suscribieron en Brasil varios documentos donde expresan sus buenas intenciones: la Agenda 21, la Declaración de Río y unos Principios sobre Bosques. Ese año algunos países iniciaron el proceso de firma y ratificación de dos Convenciones "jurídicamente vinculantes", la de Cambio Climático y la de Biodiversidad, verdaderas leyes internacionales. Estas se añaden a otras previas como el Protocolo de Montreal, que intenta enfrentar el problema del agujero de ozono.

La Convención sobre Cambio Climático entró en vigor en marzo de 1994. En ella se delínean una gran diversidad de estrategias para prevenir el riesgo de calentamiento del planeta, pero no se incluyen metas calendarizadas que aseguren la efectiva reducción en las emisiones de gases con efecto de invernadero por parte de los principales responsables: las naciones industrializadas. Estados Unidos e Inglaterra fueron capaces de bloquear los esfuerzos que muchos gobiernos (incluidos algunos europeos)y numerosas ONGs realizaron durante las negociaciones. ¿Cómo lo lograron?

El mecanismo vigente para la elaboración de leyes internacionales pasa por el consenso. Ningún país puede ser obligado a respetar una ley con la que no está de acuerdo; por ello, las convenciones sólo regulan a los países que las suscriben. En el caso de la Convención sobre Cambio Climático, era muy importante incluir a los Estados Unidos, el país con emisiones de gases de invernadero más altas, y esto (entre otros factores)le dió a este país un gigantesco poder de negociación. Los compromisos firmes estipulados en el texto inicial de la convención fueron extirpados para que George Bush pudiera firmarla.

Visible fue la presión ejercida por las industrias petrolífera, carbonífera y automotriz, y no es para menos. Para poder prevenir el calentamiento global sería necesario castigar la producción y quema de combustibles fósiles en la industria y el transporte, y brindar apoyos decididos al desarrollo de energías renovables. Pero los intereses son los intereses. La política energética y los patrones de producción y consumo, por más que figuren en la Agenda 21, no están sujetos por lo pronto a ninguna negociación.

Financiamiento ecológico planetario

La Agenda 21 y las Convenciones reconocen el principio de responsabilidad diferenciada: los países que más se han beneficiado de los recursos del planeta, y que más lo han deteriorado, deben asumir la mayor parte del costo que implica reorientar los modos de producción y consumo.

Sin embargo, el documento de la Agenda 21 sobre finanzas carece de compromisos firmes por parte de los países del Norte. Se acordó llegar a establecer un aporte del 0.7% del PIB por parte de los países industrializados como ayuda a los países subdesarrollados para la aplicación de los programas de la Agenda. Pero el único "plazo" que se fijó fue llegar a ese porcentaje "lo más pronto posible".

El financiamiento de los proyectos relacionados con el cambio climático proviene del Fondo Global para el Medio Ambiente (Global Environmental Facility: GEF), creado en 1990. El GEF está orientado hacia los problemas ambientales globales; es un fondo provisional, y en su manejo intervienen tres agencias: el PNUD, el PNUMA y el Banco Mundial. Los fondos se ejercen como donativos o como préstamos muy favorables, y se canalizan a través de los gobiernos. Un vistazo a lo que hasta ahora ha sido el GEF nos muestra lo siguiente:

Hasta un 80% de los proyectos del GEF están vinculados con líneas de crédito del Banco Mundial, y en ocasiones su único fin es contrarrestar sus negativos efectos ambientales. El GEF alivia la presión que se ha ejercido sobre el Banco Mundial, por el impacto ambiental de sus proyectos, y permite que éste siga soslayando (externalizando)el costo ambiental en sus análisis económicos, subsidiando así, en los hechos, a las corporaciones responsables de la contaminación.

* Por regla general, los proyectos impulsados por el GEF son de gran escala, calcando las políticas crediticias del Banco Mundial, que frecuentemente conllevan negativos efectos sociales y ambientales.

* La toma de decisiones es otro aspecto clave. La dirección del GEF ha estado principalmente en manos del Banco Mundial y de los países donantes.

* Existe un férreo control de la información sobre los proyectos, es decir fuertes restricciones para su circulación y difusión.

Entre los organismos no gubernamentales que han venido dando seguimiento al GEF existen varias posiciones. Algunos hablan de restructurarlo, mientras que otros proponen crear un mecanismo financiero diferente, aduciendo que cualquier fondo ligado al Banco Mundial por definición repetirá los vicios de éste. Independientemente de cuál sea el mecanismo financiero, algunas cuestiones clave a definir serían:

Transparencia: ¿Cómo garantizar el acceso de todos aquellas entidades involucradas en los proyectos (instancias gubernamentales. organismos de asesoría, comunidades)a la información sobre éstos?

Participación pública: ¿Cómo pueden las organizaciones de base y las ONGs locales y regionales incidir en la toma de decisiones y participar en el diseño, implementación y evaluación de los proyectos? ¿Qué mecanismos crear para que quienes administran los fondos rindan cuentas a todas las instancias involucradas?

Descentralización: ¿Qué estructura administrativa se requiere para que los proyectos se adecúen a las necesidades y prioridades de las comunidades locales, y para un apropiado control de calidad?

Articulación: ¿Qué proyectos (por ejemplo forestales)se requieren para incidir no sólo en los problemas climáticos y de biodiversidad, sino a la vez permitir un mejoramiento en la calidad de vida de la población campesina y crear fuentes de empleo?

Mots-clés

ONG, géopolitique


,

Source

Articles et dossiers

ALATORRE, Gerardo, GEA in. PASOS, 1993 (MEXICO), Año V. N° 5

GEA (Grupo de Estudios Ambientales) - Allende N°7 Col. Sta.Ursula Coapa. México D.F. 04650 MEXICO - Tel: 56 17 90 27, 56 17 29 87 y 56 19 28 92 - Mexique - www.gea-ac.org - gea (@) laneta.apc.org

contact plan du site mentions légales