español   français   english   português

dph participe à la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Memoria Central: La computadora y el trabajo de desarrollo

(Mémoire Centrale: l’ordinateur et le travail de développement)

Pierre DE ZUTTER

06 / 1993

Instituciones, proyectos, organizaciones populares de toda clase: las computadoras ocupan un lugar creciente en la vida de los diferentes actores del desarrollo en América Latina. Sin embargo, ¡rara vez son utilizadas para el desarrollo!

En efecto, se la s destina - en general - a las tareas de relacionamiento con el exterior, muy poco a mejorar la dinámica y la práctica internas. La computadora sirve a la contabilidad, a producir los informes que esperan los financiadores, a la gestión en general, eventualmente a acceder o participar en redes o bancos de datos de diverso tipo. Eso es todo… ¡y es una lástima!

La computadora podría brindar servicios inmensos en colmar uno de los grandes déficits del desarrollo: su amnesia. A la hora en que los fracasos se volvieron tan evidentes que por doquier se multiplica la búsqueda de pistas, cada quien pretende volver a inventar la rueda, sea en su continente, sea en su país, sea en su propio proyecto u organización, e ignora los hechos y pensamientos de sus predecesores. La gestión de la memoria del desarrollo es algo urgente, tanto local como internacionalmente, para por fin aprender de la experiencia. Es ahí donde la computadora podría y debería tener mucho que hacer.

La computadora tiene dos cartas de triunf o que hacer valer en la vida de un proyecto o de un grupo en desarrollo: su capacidad para conservar - y facilitar el acceso de - un gran número de informaciones que tienen tendencia de perderse; y su habilidad y velocidad para redistribuir la información donde, cuando y bajo la forma en que pueda ser útil. Habría pues que ponerla al servicio de una información para el desarrollo y no solamente al servicio de la gestión de proyecto.

Después de varios años con intentos diversos en esta dirección, estos s erían algunos de los potenciales y dificultades que he podido percibir.

Potencialidades

Se vuelve posible tener una memoria central que reagrupe toda la información posible y que sea al mismo tiempo descentralizada, si se adopta una disciplina de redistr ibución sistemática. Este tipo de memoria ayuda mucho a romper la cuadrícula en zonas y especialidades en el seno de un proyecto o una organización.

Se hace fácil adaptar la información a las posibilidades y necesidades de cada uno. El cambio de forma y contenido es relativamente cómodo y permite un mejor uso de la información por cada quien. Esto disminuye el poder ligado al monopolio de la información, favorece el control social o colectivo, enriquece las prácticas de todos.

Es posible retomar con fre cuencia la historia de una actividad, de una institución, seguir su evolución, comprender su proceso, aprender sus enseñanzas: la capitalización puede volverse una práctica relativamente común y periódica.

Dificultades

Es necesario romper las casillas qu e encierran todos los sistemas o personas encargadas del manejo de las diferentes fuentes de información: un secretario, un contador, un especialista, un técnico de terreno, un dirigente. Para esto, hace falta establecer algunos métodos comunes, una misma disciplina de registro y de ordenamiento. Pero los hábitos profesionales son diferentes y aquello deviene entonces muy difícil.

Cuanto más grande la institución, más indispensable es tener un responsable de la gestión de esta memoria central. La tenden cia de asignar esta función a la secretaría o a la biblioteca acarrea a menudo divorcios, pues si el ordenamiento es adecuado la redistribución se hace poco o mal. Algunos intentos por enfocar la cosa por el lado de los responsables de la comunicación y/o del seguimiento-evaluación chocaron a su vez con recelos profesionales: la formación y la imagen del oficio son poco adaptadas. Pero me parece que es por ahí por donde convendría seguir buscando: ¿acaso no sería normal que un comunicador se responsabilice de obtener y redistribuir la información según las necesidades?

Rara vez se comienza el registro informático desde el principio de la experiencia. Dos son entonces los obstáculos a evitar. Comenzar por querer recuperar el atraso lleva a no actualizar jamás; más vale comenzar con la información del momento, pues esto ayuda a ver de inmediato sus usos y motiva así a emprender luego el esfuerzo excepcional que se requiere para incorporar la información anterior. Incluir la recuperación del atraso dentrodel trabajo normal y cotidiano: casi nunca se tiene éxito, pues el desarrollo es a menudo demasiado activista y no tiene tiempo.

La computadora tiene sus enfermedades y sus errores que pueden destruir mucha información en pocos segundos: las copias en pa pel, los diskettes, las copias especiales para corrección son parte de una disciplina sin la cual es mejor olvidarse de la informática.

Mots-clés

documentation, informatique, mémoire, accès à l’information, communication, gestion de l’information


, Amérique Latine

Commentaire

Mis experiencias de trabajo en capitalización, al obligarme a rehacer frecuentemente todo un trabajo de gestión de la información, me incitan a creer que hay, en esta idea de « memoria Central », una clave para mejorar el trabajo, tanto cotidiano como de fondo. Desgraciadamente sólo tengo, por ahora, intentos puntuales que ofrecer, así como algunos criterios provisorios como los mencionados aquí. Todo intercambio sobre el tema me interesa enormemente.

Igual interés tengo por todo aquello que pueda ayudar a utilizar mejor las computadoras, dado que ya están metidas dentro del desarrollo, a fin de ponerlas al servicio de las ideas y de la acción y no solamente de la gestión, al servicio de lo cualitativo y no solamente de lo cuantitativo.

Notes

La principal experiencia de « memoria Central » ha sido desarrollada dentro del PRIV=Proyecto de Riego Inter-Vallesde Cochabamba, Bolivia, en 1991, con SANCHEZ, Loyda. Esta « memoria Central » era parte de la capitalización financiada por la GTZAlemana.

Traducción de la ficha « Mémoire centrale : l’ordinateur et le travail de développement »

contact plan du site mentions légales