español   français   english   português

dph participe à la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

La escuela como centro asistencial

La realidad educativa en Argentina

(L’école comme centre d’assistance La réalité de l’enseignement en Argentine)

Alejandra PAULON

12 / 1995

El sistema educativo nacional en Argentina, se encuentra hoy tan lejos de garantizar la enseñanza básica como de servir para defenderse en el mundo de fin de siglo. La crisis económica y social se vive en las aulas con igual o mayor ferocidad que en las calles: hay cada vez más niños necesitados, los magros salarios docentes impiden la capacitación y además los maestros deben ejercer de asistentes sociales porque nadie puede aprender con el estómago vacío.

Juan acaba de abandonar la escuela. Sus padres están desempleados y le dijeron que ahora la comida hay que conseguirla entre todos. Lucas tiene diez años y por faltar seguido a clase no puede pasar de tercero. Es que se turna con su hermano para compartir el único par de zapatillas de la familia. María manifiesta serios problemas de aprendizaje. Pero, a diferencia de Lucas, siempre da el presente a la señorita: la vianda o copa de leche que ofrece la escuela es su única ración de comida diaria.

Como Juan, Lucas y María, miles de alumnos de escuelas primarias transitan situaciones similares. Son el reflejo de la crisis socioeconómica dentro del aula; el alerta de todo un sistema educativo que ahora ve amenazado la posibilidad de cumplir con su función primordial: garantizar la enseñanza básica.

El 47 por ciento de los chicos de entre 6 y 12 años no pueden completar su primario en los siete años reglamentarios y de ellos algunos ni siquiera lo hacen en el resto de sus vidas.

Los institutos educativos de Del Viso, en la provincia de Buenos Aires, una zona duramente castigada por la recesión y el desempleo, son un botón de muestra del efecto de la crisis. María Fornas es directora de Marcos Sastre, más conocida como "la 23", en donde predomina la concurrencia de sectores de clase baja. "Acá hay chicos grandes que traen de sus casas una carga impresionante de conflictos. Desde violencia familiar hasta abandono. Y son esos chicos, ya con 10 años, los que se estancan en segundo grado. Para poder conciliar el trabajo en el grado con chicos que superan los tres años de edad con sus compañeros, trabajamos fuerte con un equipo orientador en la contención de los mismos. Pero la salida que se ha vuelto norma en estos últimos años es la promoción directa, aunque no todos la aplican". La promoción directa es el pase automático de grado para aquellos alumnos que no demostraron capacidad para adquirir los conocimientos básicos. La Dirección General de Escuelas legalizó la controvertida medida solo para el cambio de primero a segundo, aunque en la práctica se extiende también a los grados superiores. "Creemos que se reemplaza un mal mayor por otro menor. Pero es preferible que un chico finalice el primario sabiendo algo antes que lo abandone a la mitad de camino y sin aprender absolutamente nada" justifica la docente Cristina Rocha. Rocha palpa a diario las desavenencias del sistema en la escuela Ada María Elflein, "la 44" donde ejerce el cargo de directora. Allí cursan 151 alumnos de escasísimos recursos y que desnudan por todos los flancos una retahíla de problemas. "Violencia familiar, desnutrición y abandono, tenemos de todo".

En rigor, estas dificultades no son nuevas. Pero la crisis económica las profundizó ostensiblemente. Rocha dice que el efecto inmediato, de los que casi siempre desemboca en repitencia o deserción, se ve en la forma en que los chicos responden en clase. "Están desatentos, se dispersan..."

De eso dio cuenta el Operativo Nacional de Evaluación, que cuantificó el año pasado el "rendimiento" promedio de la escuela primaria. Según ese trabajo del Gobierno, el sector urbano está por debajo de lo "aceptable" (60 por ciento)tanto en matemática como en lengua. Pero peor aún es el papel de la escuela rural, que en una de las competencias de matemática-manejo de términos y símbolos- y en otra de lengua-comprensión lectora-figura directamente como "deficiente" (menos del 40 por ciento

"No solo los problemas internos y externos de la escuela motivan el fracaso, sino también al cambio de rol al que fueron obligados los docentes para enfrentar esos problemas. Cambios en la mayoría de los casos que llevaron a desatender la educación. Ahora el maestro es asistente social, brinda alimento, a veces hace de cocinero, se mueve para conseguir ropa, medicamentos..."

A los problemas de vestimenta se suman los de violencia familiar, promiscuidad y hasta prostitución, que obliga al gabinete psicopedagógico a visitar la casa de los afectados. "Nosotros estamos para enseñar y no para ser asistentes sociales o dar de comer. Pero tenemos una relación afectiva y una responsabilidad con los chicos que no se da en otros niveles. Entonces, optamos por bajar el grado de exigencia en educación para que tengan comida" dice Fornas.

LA EDUCACION NECESITA DE UN PROFUNDO CAMBIO CULTURAL QUE IMPLIQUE AJUSTES DE PRESUPUESTOS, ACTUALIZACION DE PROGRAMAS CADUCOS Y JERARQUIZACION DE LA TAREA DOCENTE".

Mots-clés

accès à l’éducation, droit à l’éducation, politique de l’éducation, pauvreté, échec scolaire


, Argentine

Commentaire

Los comentarios de las maestras que cumplen funciones educativas en los barrios carenciados de las principales ciudades de Argentina son desalentadores. Los niños pobres van a la escuela para recibir comida principalmente, y su educación solo es un problema que le interesa a las docentes. El Estado se ha despreocupado de la educación de los sectores que considera deben quedar excluidos del modelo. Niños desnutridos y mal educados son los futuros marginales que seguramente no serán ciudadanos, pero si aportarán su voto a cualquiera que con pequeñas obras de caridad los ayude a sobrevivir.

Source

Articles et dossiers

SCHURMAN, Diego, La escuela como centro asistencial, Fundacion del Viso in. Tercer Sector, 1995/10 (Argentina), 6

INDESO MUJER (Instituto de Estudios Juridico Sociales de la Mujer) - Balcarce 357.2000 Rosario, ARGENTINA - Tel/Fax 0341-4402369 - Argentine - www.indesomujer.org.ar - indesomujer (@) uolsinectis.com.ar

contact plan du site mentions légales