español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

¿Construir juguetes, marionetas, puede eso cambiar la cara del mundo ?

El juego como momento vital en el crecimiento de los niños, puede ser un acto pólitico.

(Fabriquer des jouets, des marionnettes, cela peut-il changer la face du monde ?)

Annik OLLITRAULT BERNARD

06 / 1997

"La estabilidad emocional es un aspecto importante en la vida del ser humano, y, mucho más en la vida de un niño, objeto-sujeto de nuestra acción, la cual es eminentemente social. No pretendememos, en ningún momento que nuestra acción y recursos expresados en proyectos, planes de trabajos y actividades sean la solución del problema en cuestión, así como tambien el remedio de todos los males. Pero podemos contribuir y promover actividades reecreativas y deportivas en los grupos de niños que puedan estimular el equilibrio emocional y psicológico, afectado por el desarraigo de su lugar de origen y la destabilización de los grupos familiares.

Todos los programas tienen como finalidad la acción y la reeducación de los niños en todos los aspectos de la vida cotidiana, todo esto con la visión de conservación y respeto de sus habitos, normas y costumbres, con la cual no queremos alterar sus formas de vida, conservando su propia identidad.

En Pujiltic ubicado en la zona cañera : Comitan. Chiapas. En 1984, nuestro objetivo de trabajo con los niños refugiados guatemaltecos fue en la area de la educación, la creación de un taller de construcción de juguetes, titeres y de marimbas (instrumento de música popular guatemalteca), un taller de pintura, así como la organización de deportes colectivos (fútbol, etc.). Yo, como animador de ¨RM, no quiero situarme politicamente con las poblaciones refugiadas o las fracciones póliticas o instutucionales del lugar. Yo soy una "persona-juego", llevo el juego jugando, poniendome y poniendolos en situaciones de juego. Me acuerdo del partido de volley-ball organizado entre los militares, el personal del hospital y ERM. Como en la realidad estabamos jugando contra los enemigos, unos tenían que ganar, otros tenían que perder. Ese día, para la final, todos estabamos en la plaza de Nejab : los finalistas : los militares y los representantes de los derechos humanos. Cada vez que marcaban los militares el público se quedaba callado, si marcaban los otros entonces gritaban fuerte. El comandante no entendía el porque y me preguntaba con tristeza ¿porque no nos quieren los pueblerinos ? Claro esta que tenía el hombre un papel dificil, lo habían puesto en este sitio como mediador entre los militares y la población. Fuí yo, en la realidad, el verdadero mediador, aprovechando que se trataba de un juego para tomar el resultado como una farsa burlesca.

Tambien fabricamos juguetes con materiales de recuperación, manipulaban los niños los materiales y despues los juguetes. Fabricamos titeres a nuestra imagen, el día que llegaron los niños de Francia les acogimos con un desfile de titeres vestidos del traje típico ixil. Cuando se acerco el desfile de la Independencia un niño dijó : " aprovechamos lo establecido y clásico desfile para "romperlo" con un mismo desfile de titeres. La sorpresa fue grande, las carcajadas tambien, pero así se hizo. Cuando el Presidente hizo su discurso, cada vez que pronunciaba la palabra "derechos del hombre", "justicia", etc. los niños agitaban las marionetas y chillaban bien fuerte. Al final se le ofrecio un titere (hecho por la mujer de servicio del hospital)al Presidente guatemalteco (fue implicar una persona mayor e institucional en un juego niños)."

Mots-clés

enfant, système de valeur et éducation, santé mentale, réfugié, psychopédagogie, politique culturelle, médiation


, Guatemala

Commentaire

Las marionetas de Raúl, simbolo del otro ser que cada uno de nosotros lleva en sí mismo y que se encuentra en el corazón de la cultura Maya, muestran como, bajo el juego se vuelve a tejer un lazo entre niños y mayores. Lo que los niños no pueden decir, por miedo, su "morocho" si lo puede hacer y así el niño atraves de su segundo ser se alivia de todo eso que adentro lo hace sufrir. Entonces el marionetista se puede retirar sobre la punta de los pies, su presencia ya no es necesaria, su obra terapeútica se ha puesto en marcha.

Notes

R. Paredes es un marionetista venezueliano, que hizo varias misiones en el cuadro de Niños Refugiados del Mundo.

Entrevista con PAREDES, Raúl

Source

Entretien

(France)

ERM (Enfants Réfugiés du Monde) - 34 rue Gaston Lauriau, 93512 Montreuil cedex, FRANCE - Tél. : 33 (0)1 48 59 60 29 - France - erm (@) erm.asso.fr

contact plan du site mentions légales