español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

La empresa forestal comunal de Ixlán, Oaxaca

(l’entreprise forestière communale de Ixlan, Oaxaca)

Gerardo ALATORRE

04 / 1998

Ixtlán es la cabecera del distrito oaxaqueño al que pertenecen las comunidades de que hablaremos en esta tesis. Se trata de una comunidad cuya población en 1994 era de 3,000 personas. Existen 421 comuneros, y 200 familias avecindadas sin derecho a tierras.

De 1940 a 1956, hubo en esta comunidad una explotación forestal, a cargo de una compañía maderera; los comuneros adquirieron durante esos años cierta experiencia en el corte y arrime de madera en el monte, y en la operación de un aserradero. Ésta puede haber sido la razón por la cual, cuando el gobierno otorgó a Fábricas de Papel Tuxtepec (FAPATUX)la concesión para explotar los bosques de la región, Ixtlán recibió de esta empresa un trato preferencial. Por ejemplo, logró que la empresa respetara una zona de bosques que la comunidad deseaba conservar.

En 1988, cinco años después de finalizar la concesión, Ixtlán constituyó la Unidad Comunal Forestal, Agropecuaria y de Servicios de Ixtlán, y en 1992 obtuvo un permiso para contratar, de manera independiente, los servicios técnicos. Se elaboró entonces un plan de manejo forestal integral a diez años, que preveía el empleo del sistema silvícola de árboles padres.

Para 1994, la empresa forestal de Ixtlán producía anualmente unos 22,000 m3 y tenía ventas por 3.9 millones de pesos por concepto de madera aserrada y productos terminados. Sus utilidades representaban el 6% de las ventas.

La empresa ofrece empleo permanente o de tiempo parcial a 210 comuneros. Sus utilidades se han canalizado a la compra de maquinaria agrícola que los comuneros rentan, a la instalación de un taller comunitario de costura, a una empresa de transporte de pasajeros y a una gasolinera.

Buscando consolidarse, la empresa decidió en 1991 procesar los diámetros pequeños (ramas, arbolado joven, etc.)para la fabricación de tarima, que se vendió a una exportadora de cerveza de Tuxtepec. Sin embargo, este contrato se perdió en 1994 pues resultó imposible competir contra otros proveedores. También se decidió adquirir una astilladora, para aprovechar íntegramente los residuos forestales y del aserradero, y vender a FAPATUX un producto semi-procesado, a mayor precio. Pero cuando esta astilladora estaba a punto de iniciar operaciones, FAPATUX interrumpió las compras de material celulósico y poco después cerró su planta en Tuxtepec. La maquinaria, desde entonces, se encuentra ociosa.

Un elemento adicional que puso en crisis a la empresa de Ixtlán fue la entrada al mercado nacional de madera importada de los Estados Unidos y de Canadá. En 1993-94, los patios de la empresa empezaron a acumular madera en rollo y aserrada. Los comuneros se negaron a reducir los precios de su madera, a pesar de que ese año hubo utilidades de 15%, pues temían que sería difícil volver a incrementarlos. En lugar de ello, decidieron modernizar su aserradero, adquiriendo maquinaria importada. Pero ello implicaba una inversión de 1.2 millones de dólares, que resultó inaccesible después de la devaluación de fines de 1994.

En 1995, como resultado de estas dificultades, el volumen de ventas de la empresa se redujo en 40% respecto al año anterior. Sin embargo, los comuneros no abandonaron sus planes de restructurar su empresa. Han planteado la utilización de subproductos, el aprovechamiento de especies no convencionales y la fabricación, de nuevo, de tarima, para lo cual se ha adquirido una maquinaria eficiente pero de bajo costo, diseñada en la comunidad de Nuevo San Juan Parangaricutiro, Michoacán. También se ha planteado la producción de astilla de encino para el mercado japonés y la venta de tabla de primera calidad al mercado estadunidense. Esto último requerirá perfeccionar el procedimiento de secado de la madera.

Finalmente, se ha impulsado un proyecto de eco-turismo, que está iniciándose con promisorias perspectivas.

La diversificación de actividades abre perspectivas de desarrollo empresarial, en un momento en el que la disminución de precios, originada por la apertura comercial, avanza más rápidamente que los esfuerzos de los productores por reducir costos.

Mots-clés

forêt, commercialisation


, Mexique, Sierra Juárez, Oaxaca

Source

Livre

ABARDÍA, Francisco; SOLANO, Carlos, "Forestry communities in Oaxaca: The struggle for free market access". En: Case studies of community-based forestry enterprises in the Americas, Institute for Environmental Studies, Univ.of Wisconsin, 1995 (Estados Unidos)

GEA (Grupo de Estudios Ambientales) - Allende N°7 Col. Sta.Ursula Coapa. México D.F. 04650 MEXICO - Tel: 56 17 90 27, 56 17 29 87 y 56 19 28 92 - Mexique - www.gea-ac.org - gea (@) laneta.apc.org

contact plan du site mentions légales