español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Albañiles de la paz

Elementos para la construcción de la red DPH de hacedores de paz en Colombia

(Les maçons de la paix Eléments pour la construction du réseau Dph de faiseurs de paix en Colombie)

Olga Lucia PEREZ, Fredy GALLEGO

09 / 1999

Reunidos en la ciudad de Manizales (Colombia) en el segundo taller DPH, realizado el 27 y 28 de septiembre de 1999, el plenario se dividió en grupos para responder en elementos y factores que pueden intervenir en la construcción futura de la red.

Iniciamos precisando qué entendíamos por Red. La consideramos por sobretodo como un espacio y una metodología para el intercambio de experiencias de diferentes personas y organizaciones identificadas con valores comunes. Estos valores comunes: solidaridad, democracia (entendida como participación), inclusión, reciprocidad y desarrollo humano con equidad y justicia. Nos parece importante aclarar los valores teniendo cuenta el contexto de la realidad colombiana en donde los distintos actores armados tienen sus propias visiones sobre la paz y reivindican la construcción de una Colombia ’mejor’. La red también la entendemos como la posibilidad de unir an lisis, síntesis de la información cualificada y generada en la red. Esta información permite reconocernos, identificarnos saber quiénes somos dónde estamos, cómo y qué estamos haciendo. Esto se convierte en una fortaleza cuando la vida y el dialogo están atravesadas por la desconfianza mutua y permanentemente amenazados.

Estas certezas nos llevaron a pensar para qué construir nuestra red. Estamos en una búsqueda permanente de alternativas en relación con los procesos de paz. Se trata de potenciar lo que cada uno de nosotros hacemos: reforzandote-tu reforzaras-al otro pareciera ser el desafío. La red es también para nosotros como una lupa: nuestra acción es parte integrante de una fuerza colectiva mayor, mas all de las fronteras, permitiéndonos ya no sentirnos tan solos. La amenaza pareciera ser el deporte nacional. La red internacional podría prevenir y proteger a sus miembros gracias a la vigilia internacional. En estos momentos se intenta imponer una sola voz, una sola opción. Con esta monotonía no nos podemos comprometer. Reivindicamos una red al servicio de la pluralidad de voces, de la diversidad de puntos de vista. La paz es compleja y requiere por lo tanto de soluciones diversas. Construir la paz es como edificar un hogar común donde quepamos todos y todas, aportando cada día con un ladrillo mayor.

En todas partes se entiende la paz como la ausencia de guerra. La concebimos como la construcción de las condiciones necesarias para darle un chance a la vida: reconocimiento del otro, defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, equidad económica y de genero, participación, no exclusión, aceptación de la diferencia. Mientras nos estamos matando, nuestras riquezas naturales están siendo explotadas y expoliadas sin limites comprometiendo de esta manera nuestro futuro y nuestra diversidad. El mapa de nuestras riquezas coincide tristemente con el mapa de la guerra.

Finalmente nos interrogamos sobre como formar nuestra red. El desafío hoy es ponernos en movimiento, construyendo una agenda de tareas completas, identificando responsabilidades mutuas y definiendo una estructura mínima de animación a nuestras iniciativas. Pensamos la difícil tarea de la construcción de la paz como la sostenibilidad del cuerpo humano, donde cada órgano y miembro tiene su relación con los otros, nuestra red en este sentido tiende a ser el sistema circulatorio encargado de alimentar, conectar y estimular al conjunto y a cada una de sus partes.

A nivel de los compromisos se trata que personal e institucionalmente se produzca información, este es nuestro requisito mínimo, este es nuestro alimento. Se necesita también un nodo de enlace, producto de un conjunto de alianzas y habilidades que le entregue influjos a la red. No requerimos de super-estructuras pero de espacios operativos. Este nodo tiene la tarea de delegar responsabilidades según los intereses de los participantes. Tres funciones b sicas tendría que asumir el nodo : lo educativo-formativo - la gestión /comunicación - y el manejo técnico. La capacitación y la formación nos parece ser en este periodo el aspecto fundamental que debemos priorizar. De esta manera podemos generar autonomía, descentralización y perdurabilidad.

Mots-clés

dialogue interculturel, construction de la paix, démocratie, réseau d’échange d’expériences, mémoire collective


, Colombie

Commentaire

Nuestra primera constatación es que el ejercicio de redacción de esta ficha refleja la complejidad de la construcción de la red misma. La palabra colectiva tiene su tiempo de construcción, de acuerdo y de definición.

La realidad actual del país es de desconfianza generalizada. Uno de los desafíos mayores de nuestra red es de-construir la desconfianza para generar di logos. Nuestra discusión sobre la paz tampoco esta acabada. La paz no es una meta fija es un proceso, un movimiento, una evolución.

Construir la red significa para nosotros partir de lo local. Es un desafío a la creatividad, para vencer la resistencia a escribir y a las limitaciones dadas por la predominancia de una cultura esencialmente oral y sin memoria.

La construcción de nuestra red es una urgencia.

Red Nacional de Constructores de Paz de Colombia - Calle 33 6B-24 piso 10 _ Bogotá D.C. _ Colombia - Tel [+57 1] 2877987 - 2879262 - Colombie - www.redepaz.org.co/

contact plan du site mentions légales