español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Las mujeres, bastiones de la vida de su comunidad.

La experiencia del Centro de Promoción y Cultura en la localidad de Kennedy en Bogotá

Adriana FERNÁNDEZ

10 / 2003

El crecimiento desorbitado de la ciudad hace difícil comprenderla. En un mismo distrito coexisten la opulencia y los más agudos límites de pobreza y marginalidad. Reinan ademán la exclusión y explotación que ejercen los sectores dominantes de la sociedad, lo que provoca todas las disparidades y paradojas sociales posibles, desafortunadamente en detrimento de la gran mayoría de personas.

Así se configura la vida en Bogotá, capital de Colombia, ciudad habitada por cerca de siete millones de personas y que tiende a crecer rápidamente, tanto por condiciones demográficas de migración campo-ciudad (tal y como se dio fuertemente en el siglo veinte), o desde las ciudades más pequeñas hacia la capital, o debido al grave fenómeno de desplazamiento forzado de muchas familias de su territorio por presiones de diversos sectores o grupos armados al margen de la ley.

Hoy Bogotá recibe altos porcentajes de esta población desplazada, que se sitúan normalmente en zonas periféricas, en condiciones de miseria y con un muy escaso apoyo institucional y social. Muchas personas desconocen estas condiciones de la capital del país e incluso sus habitantes las ignoran a conciencia.

Pero hay también otras actitudes. Algunas personas conciben otros caminos para aliviar las cargas y mejorar las condiciones de existencia de quienes carecen de lo elemental para desarrollarse como individuos. Es el caso de 28 mujeres habitantes de la localidad de Kennedy, tal y como se le denomina administrativamente a la zona 8 de la ciudad, ubicada en el sur-occidente capitalino.

El proceso se inicia cuando Trinidad Montesinos empieza a acompañar a un grupo de mujeres en la búsqueda de soluciones a los problemas de la niñez de estos barrios, vulnerable a sufrir varios tipos de perjuicios. En especial se quiso atender la situación que surgía del hecho de que las niñas y niños quedaban solos en su hogar cuando la madre soltera cabeza de familia iba trabajar, seguramente muy lejos de ellas y ellos y a veces sin la oportunidad de que asistieran a la escuela, por condiciones económicas o de acceso. Así se creo hace 25 años el Centro De Promoción y Cultura donde trabaja un grupo de 10

personas en la creación de opciones diversas entorno a lo artístico y cultural (bibliotecas,

carnaval, música y danza, etc) con el fin de replicar la experiencia.La primera obra del Centro fue crear un Jardín Infantil atendido por mujeres de la zona. A ellas se les brinda una oportunidad de trabajo y de desarrollo personal, ya que ellas -8 en la actualidad para atender a 120 niños-- reciben continuamente talleres de capacitación en manejo integral de la niñez por parte de varias instituciones públicas -como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)- o de carácter privado, normalmente subsidiados en su mayoría con recursos conseguidos mediante autogestión.

Otro de sus proyectos bandera es el Centro Cultural para Jóvenes, en el que actualmente trabaja constantemente un grupo de 10 personas en la creación de opciones diversas en torno especialmente a lo artístico y a lo deportivo y con el fin de replicar la experiencia y los resultados al resto de la comunidad. Nace igualmente de la necesidad de atender las dificultades de jóvenes que surgen de las pocas opciones que tienen, sobre todo en los barrios marginales.

El proyecto FASOL -Familias Solidarias-- hace también parte del Centro. Nace del proceso de un grupo de mujeres populares del sector que buscan formarse en la perspectiva de género, en la defensa de sus derechos y de los las mujeres del sector como paso fundamental. En la Escuela de Mujeres Populares Fasol las mujeres van recibiendo los elementos necesarios que apoyan y consolidan su acción transformadora de la realidad personal, familiar y social. En él muchas mujeres de los sectores populares de la localidad se capacitan y se forman una visión distinta en torno al conocimiento de sus derechos y de la autovaloración en contra de muchos preceptos manejados socialmente en contra de lo femenino.

El trabajo del Centro de Promoción y Cultura ha incidido notoriamente en el mejoramiento de las condiciones de vida de muchas personas del sector. La comunidad en general ha entendido progresivamente el significado del respeto, cuestión que influye al pensar en lograr en la sociedad acciones en torno a la convivencia pacífica.

Mots-clés

Colombie, Bogotá

Commentaire

En los barrios populares se cuenta con muchas experiencias y esfuerzos por alcanzar opciones diferentes de vida para la sociedad. Esto cobra inmensa importancia si se piensa con seriedad en iniciativas conducentes a la paz, ya que allí que se gestan actividades muy diversas que generan un contexto social y cultural más equitativo. Dicho de otra manera, es una reafirmación de que desde los sectores populares surgen propuestas y que el trabajo con la niñez, la juventud y las mujeres es urgente en medio de la exclusión presente y ante la necesidad de crear escenarios donde la equidad rija las relaciones sociales.

Notes

Ficha realizada en el evento " IV Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz", Bogotá, Colombia, 9, 10, 11 octubre de 2003. Para contactarse con el Centro de Promoción y Cultura, comunicarse con Marta Tovar y/o Soledad Cubillos en Bogotá, Colombia a los teléfonos 5740008, 4033280 ó 2998128.

Entrevista con TOVAR, Marta; CUBILLOS, Soledad.

CINEP (Centro de Investigacion y Educacion Popular) - Carrera 5a n° 33A-08  AA 25916, Santafé de Bogota - COLOMBIA - Tel. (57–1) 245 61 81 - Colombie - www.cinep.org.co - comunicacion (@) cinep.org.co

contact plan du site mentions légales