español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Entre los derechos laborales y el derecho a la vida

El Comité de Derechos Humanos de un sindicato en Cartagena, Colombia.

Adriana FERNÁNDEZ

10 / 2003

El ejercicio sindical en Colombia -nacido casi a la par con la industria en el siglo veinte-- se ha desenvuelto en un ambiente complicado por las dificultades en el ejercicio de la negociación con el Estado y en mayor magnitud con las clases propietarias de los medios de producción, que normalmente no ceden a sus intereses.

Acciones de violencia opacan muchas veces la posibilidad de llegar a acuerdos y por lo común la balanza de beneficios se inclina hacia un solo lado. Se hace muy ardua la posibilidad de mantener los derechos conseguidos por los trabajadores, en Colombia y en el mundo, tales como prestaciones sociales y en general condiciones dignas de vida en el ejercicio productivo.

A la vez, la guerra que vive el país, el ambiente de intolerancia y el uso de mecanismos violentos para lograr que reinen los intereses de los sectores dominantes obligan a un trabajo intenso y permanente de los activistas de derechos humanos. Ernesto Martelo es uno de ellos y también miembro de uno de los sindicatos de mayor importancia por la cantidad de trabajadores que lo componen y por su influencia en la vida nacional:la Unión Sindical Obrera, USO, de los trabajadores de la Empresa Colombiana de Petróleos, ECOPETROL.

ECOPETROL es la empresa nacional que maneja en el ámbito estatal la explotación y comercialización del crudo. Ernesto Martelo es miembro de la USO desde hace 17 años, en el complejo industrial de Mamonal, ubicado en Cartagena, su ciudad natal y capital del departamento de Bolívar, de gran importancia en la Costa Caribe de Colombia.

Ernesto forma parte del Comité de Derechos Humanos de la USO seccional Cartagena. Este Comité opera en la actualidad en torno a varias denuncias por la muerte de compañeros de trabajo por grupos al margen de la ley. El 5 de diciembre de 2001, por ejemplo, fue asesinado el presidente regional de la USO Aury Sará Marrugo, muerte que Ernesto relaciona con un plan para desmembrar y debilitar la organización sindical.

El Comité se propuso entonces impulsar acciones urgentes que cuenten con el apoyo de sectores nacionales e internacionales para poder mantener las labores sindicales en torno a lograr mejores condiciones de trabajo que incidan en el cambio social y a pesar del difícil contexto laboral que impone la globalización. Una condición mínima para continuar la lucha es el respeto a la vida y a los derechos humanos fundamentales.

Ese ambiente hostil a la actividad sindical se expresó también a finales del año 2002, cuando fueron despedidos siete importantes dirigentes de la subdirectiva de la USO en Cartagena por razones injustificadas, un caso entre otros más. De allí que el Comité de Derechos Humanos de Cartagena haya centrado su acción en denunciar y detener los continuos atropellos en el ámbito laboral.

La IV Plenaria Nacional de la Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz, evento en el que se realizó esta entrevista, es para Ernesto y sus compañeros un escenario ideal para hacer estas denuncias y lograr más apoyo. En estos encuentros también es posible aprender de otras experiencias y ganar conocimientos en aspectos que el comité está débil. Esta actitud de aprendizaje continuo es muy valorada y reconocida en el dirigente de parte del Comité y el sindicato, igual que su conciencia de que los resultados obtenidos son insuficientes, pero que su labor es urgente para continuar en la defensa de los derechos de los trabajadores en Colombia.

Mots-clés

Colombie, Bogotá

Commentaire

Las dinámicas impuestas por el capitalismo muestran a la mayoría de la gente que es en sus condiciones laborales donde se halla el centro para lograr los rendimientos y productividad requeridas. Para estos fines las acciones de diferentes Estados como el colombiano resultan ser muy funcionales, al actuar por medio de la imposición de políticas en una actitud que podríamos llamar de "abandono" hacia los trabajadores dejando su destino casi en manos de las empresas privadas de carácter nacional y/o multinacional. Desafortunadamente, esta dinámica ha demostrado ser ineficiente para gran parte de la población como lo evidencia el gran número de desempleados existentes en la actualidad (más del 20% de la población económicamente activa) en el país. Por esto, la acción del sector sindical nacional se hace urgente, unido al esfuerzo de otros frentes del movimiento social colombiano para abogar por las condiciones de trabajo de la población fortaleciendo, por el contexto evidente de conflicto social, económico y político que padecemos, las acciones encaminadas en garantizar el respeto por la vida de la población en general, y que dé sentido a luchar por el presente y el futuro.

Notes

Ficha realizada en el evento " IV Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz", Bogotá, Colombia, 9, 10, 11 octubre de 2003. Para mas información sobre el trabajo de Ernesto Martelo, comunicarse con él por medio del e-mail ernesto.martelo@ecopetrol.com.co ó emartelo12@hotmail.com

Entrevista con MARTELO, Ernesto

CINEP (Centro de Investigacion y Educacion Popular) - Carrera 5a n° 33A-08  AA 25916, Santafé de Bogota - COLOMBIA - Tel. (57–1) 245 61 81 - Colombie - www.cinep.org.co - comunicacion (@) cinep.org.co

contact plan du site mentions légales