español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

Participación y respeto desde la libertad:enorme reto en un país intolerante

Carlos Andrés CRUZ PRÍAS

10 / 2003

Hace ya cinco meses el Colectivo Criterio inició labores con buenos resultados en el campo de los derechos sexuales y reproductivos. Centralizó sus esfuerzos en la reivindicación de estos derechos y en su difusión entre personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas.

El colectivo se compone de 22 profesionales jóvenes de las ciencias humanas (psicología, sociología, antropología y derecho) que se reúnen en la ciudad de Pasto (capital del departamento de Nariño, en la zona sur de Colombia) con dos objetivos primordiales:uno interno, con el que se quiere superar su propio desconocimiento de sus derechos humanos y civiles e ilustrase en formas y mecanismos de participación en procesos organizativos.

El otro objetivo es hacia fuera y consiste en constituirse en un punto de apoyo y referencia para la investigación del tema de la sexualidad. Esto se conjuga con el esfuerzo por hacerse evidentes en los programas y políticas públicas que en el país propendan por sus derechos.

Este colectivo no está solo. En todo el país se trabaja con comunidades de base, pero especialmente existen propuestas de trabajo como Mujeres al Borde, la Comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgeneristas) de Planeta Paz o el GAEDS (Grupo de Apoyo Estudiantil por la Diversidad Sexual de la Universidad Nacional). En Pasto existen dos grupos más. Cada uno impulsa la visibilización de una faceta de la vida de la comunidad de opciones sexuales diferente a la heterosexual. El primer grupo se dedica a la lúdica expresiva. El segundo es un grupo de investigación interdisciplinaria y el Colectivo Criterio que se esfuerza en la investigación, la acción y la participación.

El movimiento en todas sus expresiones hace contacto con organizaciones, busca apoyo político y vuelve tangible en la agenda pública la discusión sobre sus necesidades e intereses. Pero esta construcción se ha iniciado especialmente dentro del Colectivo, con una dinámica bastante completa de formación. Se tiene el apoyo en la región de grupos como la Oficina de Juventud de varios municipios, de grupos carismáticos y religiosos y de universidades. De manera especial se recibió la invitación del obispo de Nariño a la Constituyente del departamento, propuesta para dar un nuevo orden político a los destinos de la región y en la cual podrán abrirse puertas de discusión acerca de los temas de interés del grupo (diversidad, igualdad, libre desarrollo de la personalidad, derechos sexuales y reproductivos, etcétera).

Es importante reconocer que aún con lo alcanzado y con la consolidación del equipo de trabajo, no se puede pensar que los imaginarios locales, regionales o nacionales hayan cambiado esencialmente. Se puede hablar de la posibilidad del diálogo, pero no de una acción colectiva constante de la comunidad que lucha por el respeto al derecho por las opciones sexuales. A esto podemos sumar dificultades de comunicación de muchas personas que están en duda con su opción sexual, dificultades que por desconfianza o falta de asertividad son difíciles de superar. Eso nos da la idea de lo pesado que es realmente el proceso.

De cualquier manera, con líderes como los del Colectivo Criterio, la esperanza se refuerza y la búsqueda de una sociedad más humana, digna y equitativa sigue siendo alentadora. Los avances son valiosos y la escalera solo se construye con cada peldaño logrado, por lo que hay que tomar un largo aliento para asegurar la supervivencia de este tipo de proyectos que nos llama a la tolerancia, el respeto y la unidad que son bases necesarias para construir un proyecto de Paz Nacional.

Mots-clés

Colombie, Bogotá

Commentaire

El libre desarrollo de la personalidad, la búsqueda de un esquema social equitativo y la esperanza de una participación igualitaria en todos los espacios de la vida de la nación son esperanzas que no se fincan sólo en los movimientos sociales más reconocidos o incluso en una construcción desde lo gubernamental. Una sociedad que está constantemente influida por los medios masivos de comunicación debe aprender y entender la diversidad en la que cada uno de sus individuos debe moverse. Los sesgos y las lecturas cerradas del mundo son pan de cada día, pero con un trabajo constante y visibilizador de la realidad en su expresión más pura se convierten en un reto para todo aquel abanderado o abanderada del discurso de la igualdad.

Sin considerar la equidad en todos los niveles, desde el económico hasta el sexual, no podemos esperar una paz real y sostenible. El reto es la integración de fuerzas reflexivas y movilizadoras que comprendan esta realidad.

Notes

Ficha realizada en el evento "IV Plenario nacional de la asamblea permanente de la sociedad civil por la paz", Bogotá, Colombia, 9, 10, 11 de octubre de 2003. Para mayor información acerca de las actividades del Colectivo Criterio puede ingresar a la página web www.groups.msn.com/colectivocriterio

Entrevista con VILLOTA, Jairo Armano (Representante del Colectivo Criterio)

CINEP (Centro de Investigacion y Educacion Popular) - Carrera 5a n° 33A-08  AA 25916, Santafé de Bogota - COLOMBIA - Tel. (57–1) 245 61 81 - Colombie - www.cinep.org.co - comunicacion (@) cinep.org.co

contact plan du site mentions légales