Chamada

a contribuições

Dossiês em preparação

2008 / 2009

- Povos indígenas - Atingir a sustentabilidade pelas filiais: da produção ao consumo

español   français   english   português

dph participa da coredem
pt.coredem.info

buscar
...
diálogos, propuestas, historias para uma cidadania mundial

El gobierno no tiene consideración por el sector de la pesca artesanal y alguero

Los algueros de la X región de Chile comparan con desesperanza las diferencias que se hacen en relación a los recursos entregados a la pequeña agricultura.

04 / 2007

En una localidad ubicada a 12 km. de Puerto Montt, donde en 1999 se construía una carretera, se encuentra el Conchal de Piedra Azul, allí fueron hallados restos de conchas, utensilios de madera, vestigios de dos fogones, cuchillos de piedra, y los cuerpos de 4 niños de entre 3 y 6 meses. El descubrimiento tiene una data de hace 4 mil años.

En ese mismo sector se encuentra la bahía de Chamiza, emplazada entre los km 8.292 a 8.366 de la Carretera Austral de Chile. La playa allí es muy amplia y presenta muy buenas condiciones para el desarrollo de la acuicultura.

La acuicultura se define como la actividad organizada por el hombre que busca la producción de recursos hidrobiológicos bajo ambientes físicos controlados en reemplazo de los que el organismo encuentra en condiciones naturales, en este caso específico, la cosecha y siembra del alga Gracilaria Chilensis o pelillo.

Esta alga se ha convertido en un recurso altamente cotizado en Asia, Estados Unidos y Europa. De ella se extrae el Agar-agar, un espesante, gelificante y estabilizador con múltiples aplicaciones en la farmacéutica, cosmetología, microbiológica e industria alimenticia (inclusive lácteos).

Quienes producen el pelillo en esta área están organizados en el Sindicato de Pescadores Piedra Azul Chamiza. Hugo Vargas, buzo de profesión es su presidente.

¿Cómo nació la idea de organizarse en un sindicato?

El objetivo era conseguir un área de concesión, un área por la que se paga un derecho para su utilización, una patente. Para poder gestionar esa concesión era necesario estar organizados, pero el problema es que en el sector alguero hay un grado de división, cada uno vela por su interés, una vez que se tienen las hectáreas cada persona ve como siembra y como se las arregla dentro de su concesión. Quizás las diferencias no son tan frontales, pero hay distintas visiones de cómo queremos proyectarnos a futuro.

¿Diría usted que ése es el principal problema que enfrenta el sector alguero?

No, a nivel general, lo principal es el monopolio que hoy ejerce una empresa, Algas Marinas SA, con respecto a los precios, más o menos desde hace 10 años que no suben el precio de compra.

Hemos intentado organizarnos para poder negociar mejor con la empresa, pero el hecho que sea un monopolio lo hace más difícil, a ella le conviene que exista esta división. Incluso ahora estamos trabajando con la empresa, hemos hecho convenios para la entrega de nuevas semillas, pero igual nuestra relación está condicionada por el precio. Por una parte dan algunas cosas, pero sigue manteniendo el precio, a cambio recibe un mejor producto, finalmente es lo que más le conviene a la empresa.

¿Y el gobierno, que papel tiene en esta relación?

Vemos que por parte del gobierno no hay consideración con el sector de los pescadores artesanales y algueros. Nosotros vivimos condicionados por las inclemencias del tiempo, de repente tenemos crisis, provocadas por plagas, por ejemplo, y no recibimos ningún beneficio por parte del gobierno. Nosotros hacemos la comparación con el sector agrícola de la zona norte. Si allá les llega una plaga de chaquetas amarillas en las uvas, por ejemplo, inmediatamente hay indemnizaciones, existe un sinnúmero de herramientas para apoyarlos en caso de perdidas. Nosotros, en cambio, hace un par de años tuvimos una plaga de Poliqueto (Lombrices marinas) en el pelillo y nunca recibimos ninguna ayuda ni condonación de deudas, hemos tenido que salir a la calle, protestar, han requisado las pocas herramientas de trabajo que algunos compañeros tenían.

¿Cómo es que no han logrado organizarse entonces, para mejorar estas condiciones?

Hay algunas organizaciones pequeñas que trabajan mancomunadamente y han tenido mejores resultados, la empresa los ve mejor parados y pueden negociar directamente con el proveedor o con la empresa intermediaria, y por el mayor volumen que tienen al trabajar juntos pueden tener mejores resultados, aunque finalmente la empresa es la que siempre pone la mayoría de las condiciones. Ahora, esto es sólo en casos muy puntuales, donde los algueros trabajan como grupo. Acá en el sector Piedra Azul Chamiza, la playa es tan amplia que cada uno trabaja por separado.

En consideración a esta experiencia ¿No es un desafío entonces el generar un trabajo en conjunto?

Es un desafío, la única forma de sacar algún beneficio es si nos presentamos unidos, mejor si podemos acercarnos al sector campesino, así las autoridades van a tomar en cuenta nuestra situación.

Nosotros vemos, por ejemplo, que en otros países los contextos son distintos, pero los problemas son los mismos, tanto acá como en los otros países nuestra lucha siempre va a ser contra el sistema que nos interviene y nos esta consumiendo y juntar fuerzas puede ser una buena herramienta.

Palavras-chave

desengajamento do estado, organização sindical, pesca artesanal


, Chile, Ancud, Isla de Chiloé, Región de los Lagos, Chile.

dossiê

Campesinos y pescadores al Sur del Mundo

Comentários

La alta demanda de productos derivados de las algas plantea el desafío de la sustentabilidad del recurso, y el cultivo, una buena forma de afrontarlo. Además, en los países en vías de desarrollo, esta actividad permite generar puestos de trabajo con una inversión relativamente pequeña. Si bien el cultivo de algas es una forma de acuicultura no contaminante relativamente nueva, la extracción de algas tiene una raigambre cultural en su utilización como abono para el cultivo de papas.

Por otra parte, los subsidios entregados por el gobierno se han dirigido principalmente hacia la pequeña agricultura, mientras, los sectores de la pesca artesanal y algueros siguen esperando. Cualquier alianza entre pescadores y campesinos debe considerar la equidad en el trato por parte del gobierno y/o la cooperación mutua a fin de disminuir las asimetrías.

Las comunidades costeras han encontrado en el cultivo de algas una forma de generar recursos de manera sostenible, sin tener que abandonar de manera drástica sus modos de hacer ni su cultura tan ligada al mar.

Pertenecer a una localidad costera es parte constitutiva de la identidad de estos pueblos. El mar para mi es todo, todo lo que soy, me ha enseñado a vivir, me ha dado lo que tengo, mi familia es de mar. El mar es mi principio y será mi fin.

Notas

Fichas realizadas por Almedio Consultores durante el evento Campesinos y pescadores al Sur del Mundo. Chiloé (Chile, abril 2007). Este encuentro fue convocado por el Foro mundial de pescadores artesanales, la Contag de Brasil y la Coprofam (Coordinadora de Productores Familiares del MERCOSUR). El libreto diseñado por Almedio puede ser consultado en su totalidad en www.almedio.fr/siteESPAGNOL/reamercosur.htm

Fonte

Entrevista

Hugo Vargas Quinchamán, 2007/04/20. Presidente del Sindicato de Pescadores Piedra Azul Chamiza y dirigente del Consejo Regional de Pescadores Artesanales de la X Región. COREPA, Consejo Regional de Pescadores Artesanales de la X Región. Mata Verde 80, Pto. Montt, X Región, Chile +56 65 482822. corepa@surnet.cl

contacto mapa do site menções legais