español   français   english   português

dph participe la coredem
fr.coredem.info

rechercher
...
dialogues, propositions, histoires pour une citoyenneté mondiale

El cartel del Ska. Un sistema sonoro-resistente

La música como posibilidad de integraciones alternativas

Laura ACOSTA

07 / 2005

En un escenario como Bogotá, existen expresiones juveniles y urbanas que enuncian posturas de resistencia desde diversas expresiones artísticas y realizan un trabajo político de denuncia proponiendo nuevas maneras de acción y comunicación. Es en este contexto en el que se encuentra el colectivo Sistema Sonoro Skartel, proyecto creado por una serie de jóvenes que desde sus aprendizajes musicales y las opciones políticas y de vida, asumen la música como posibilidad para hacer denuncias sobre las realidades desiguales y deshumanizante presentes en las sociedades actuales.

En 1993, después de la desintegración de “Justicia Natural”, agrupación musical defensora de la naturaleza y en pro de una sociedad horizontal, se da inicio a una apuesta musical conocida en sus inicios como Skartel, el cartel del ska, denominación que pretendía dar una respuesta desde lo cultural a la fuerte incidencia que por aquella época tenían en Colombia los carteles de la droga. Skartel, musicalmente trabajaba con ritmos del reggae y el ska, fusionándolos con el punk y el Oi entre otros, y además de ello su actividad se encontraba influenciada por la necesidad de expresar a través de la música sus lecturas y propuestas respecto a la realidad social, haciendo énfasis en la construcción de una sociedad diferente, en donde la justicia natural –digno e igual de valioso que los seres humanos, sin valor útil- y la sociedad horizontal–fuera de utilitarismos y jerarquías- fuesen posibles. Es por ello que sus escenarios y espacios de expresión han sido las manifestaciones, encuentros políticos de izquierda, anarquistas, encuentros en barrios que han sido tomados, manteniéndose así en escenarios de la cultura popular.

Con el tiempo este cartel del Ska transforma su nombre, denominándose ahora Sistema Sonoro Skartel, adaptación que pretendía dar cuenta del contenido musical de la banda, producto de la derivación de nuevos músicos y estilos, dentro de los cuales empiezan a incorporar elementos de la música electrónica e imágenes a través de videos, sin dejar de lado su postura política por la construcción de una nueva sociedad. En la actualidad, hacen parte de este proyecto un video Dj, un MC (Cantante de Hip-Hop) intentando reunir la herencia de distintos movimientos urbanos y tendencias (Hip-Hop, Ska Punk y Reggae, electrónica).

A partir de la experiencia vivida, nacen una serie de proyectos con base política, social y de justicia natural, convirtiendo aquello en un colectivo que articula y se articula a diversas experiencias como: Caos y Control –asociación cultural en la que participan varios grupos musicales con postura política, los cuales realizan conciertos políticos, foros y conferencias; Vivo Arte -reunión de artistas de cualquier expresión que llevan mensajes profundos sobre la construcción de nuevas sociedades, denuncia de violación a derechos humanos y naturales a través de festivales anuales y museos vivientes, con el fin de ponerle un espejo a la sociedad para que entienda lo que sucede a través del arte-; Piso 3 -reunión de tres colectivos (Ecomutual, Vivo Arte y Fundamental), los cuales tienen un espacio físico para la denuncia y la expresión en un centro de poder como el Centro Internacional de Bogotá-; CAYSTE –colectivo que busca liberar a las victimas de las secuelas de la guerra a través de trabajos de expresión psicosocial y derechos humanos haciendo memoria y con ello generando denuncia de expresiones artísticas como el teatro-.

De la participación del grupo en estos espacios colectivos es que su actividad política se vuelve acción, teniendo como objetivos, ser de herramienta de comunicación y denuncia para la población afectada por la guerra, servir como ente de comprensión de las realidades, dejar un mensaje profundo en las sociedades y apoyar de manera decidida a la creación de una cultura de la resistencia –contra el imperialismo y la desigualdad-. Por tanto, su propuesta es construir resistencia, siendo lo popular el terreno sobre el cual se expresan desde el arte, y reconociendo la cultura como una forma de vida y una manera de articular e integrar en la cotidianidad y en los demás espacios su resistencia. Así, la cultura se convierte a través de practicas como ésta en un escenario popular de resistencia, articulando sus acciones a escenarios de la calle, por hacer una propuesta abierta pero con un sentido social y político y por permitir que la gente gratuitamente participe de sus eventos.

Sus movilizaciones y sus luchas son construidas desde lo artístico “para el pueblo y no para las élites” –Dice Ivan, uno de los integrantes del colectivo-. Por ello es que apoyan las luchas de diferentes comunidades, haciendo actos artísticos en apoyo a comunidades neutrales y de paz, solidarizándose desde la música, pero también a través de la realización de fanzines y calcomanías con sus problemas y sus denuncias, y participando en actos políticos como manifestaciones . Un ejemplo de ello ha sido su participación en un concierto organizado por un colectivo de jóvenes de Gachancipa -Municipio de Cundinamarca- y en un foro de Derechos Humanos realizado en Medellín del Ariari –corregimiento del municipio El Castillo en el Meta - .

Esta experiencia genera una serie de integraciones, haciendo fusión de elementos y géneros musicales y posturas políticas de resistencia que trascienden las fronteras mundiales; originando articulaciones entre grupos de trabajo y colectivos en el ámbito local y; comunicándose con otras experiencias similares con el fin de compartir información, divulgar eventos y denuncias dentro del ámbito regional y mundial. Pero también integran al hacer eventos y participar en actos políticos, ya que a través de las actividades artísticas que realizan la gente converge en escenarios comunes.

La iniciativa de este Sistema Sonoro, le ha permitido a sus integrantes aprender musicalmente ya que la mayoría de ellos son empíricos, pero también su experiencia los ha convertido en un colectivo que genera integraciones alternativas a través de la resistencia, siendo el arte su medio de expresión y a la vez de unificación, en donde la música y la imagen se convierten en el vehículo para expresar su resistencia a condiciones deshumanizantes y el lenguaje que les ha permitido encontrarse en diversos escenarios del mundo como en el Festival de objeción de conciencia- Medellín 1997-, en el Skate Park -Argentina 1998-, en el cumpleaños de la localidad de Kennedy –Bogotá 2002-, o en la gira En resistencia Cultural España y Alemania -2005-.

Mots-clés

intégration régionale, résistance culturelle, tradition, musique


, Colombie, Amérique Latine, Bogotá

dossier

Intégration régionale au Chili, Colombie et Mexique

Commentaire

La intención de reconocer la música y otro tipo de expresiones artísticas como un lenguaje que puede manifestar lecturas sobre diversas realidades sociales de injusticia y desigualdad hace que experiencias como esta permitan pensar que existen formas diferentes de comunicar mensajes de resistencia frente a las situaciones de violación de derechos humanos o consecuencias de la guerra. Esto último es lo que hace relevante una iniciativa como la de Sistema Sonoro Skartel, ya que a través de la mezcla de elementos musicales y políticos se producen expresiones culturales de resistencia, que aunque todavía no expresan integraciones regionales contundentes, es en este plano de la cultura que se están tejiendo propuestas de construcción de integraciones alternativas. La música como vehículo para denunciar y expresar lecturas sobre los contextos políticos y sociales actuales puede viajar por múltiples lugares, llevando mensajes que son alternativos en la medida en que su propuesta artística articula lecturas políticas y hace denuncias.

La construcción de integraciones desde el escenario cultural si bien se vislumbra en esta experiencia, no es el objetivo central del colectivo sino una posibilidad abierta que se realiza en los intercambios y las articulaciones que pueden resultar con diversas experiencias similares de resistencia que están presentes en diversos países de América Latina, encontrando en la música o el arte una forma de resistir desde la creación cultural.

Esto último permite reconocer una característica sobre cómo es que se expresan las integraciones desde lo cotidiano ya que éstas no se plantean como un fin en si mismo -a diferencia de los tratados y los esfuerzos que gubernamentales-, sino que se van tejiendo en la medida en que puedan existir cosas que comunicar en escenarios más amplios que los locales, lo cual permite la generación de vínculos a partir de apuestas alternativas.

Este sistema sonoro, integra ritmos, posturas políticas, gentes y mensajes y es desde allí que también podría entenderse la integración, desde la posibilidad de contener en su lenguaje musical una diversidad de elementos que lanzan mensajes a diferentes públicos en los conciertos , las marchas o diversos actos de denuncia en los que participan, siendo el referente la resistencia a los abusos y la solidaridad la manera en la que se encuentran e integran con otros.

Notes

Esta ficha fue realizada en el marco del desarrollo de la alianza metodológica ESPIRAL, Escritores Públicos para la Integración Regional en América Latina.

Source

Entretien

Entrevista a: ULLOA, Ivan, Av 32 # 13 – 45 (Piso 3), (57-1) 2 32 23 93, sistema_sonoro@yahoo.com, Bogotá, Colombia

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chili - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

CINEP (Centro de Investigacion y Educacion Popular) - Carrera 5a n° 33A-08  AA 25916, Santafé de Bogota - COLOMBIA - Tel. (57–1) 245 61 81 - Colombie - www.cinep.org.co - comunicacion (@) cinep.org.co

contact plan du site mentions légales