Llamamiento

para contribuciones

Dosiers en curso

2008 / 2009

- Hacia unos eslabones sostenibles: de la producción al consumo

español   français   english   português

dph participa en la coredem
es.coredem.info

buscar
...
diálogos, propuestas, historias para una Ciudadanía Mundial

Integración regional en América Latina : Chile, Colombia, México

Coordinado por ESPIRAL : Escritores públicos e integración regional en América Latina

08 / 2005

América Latina: dos palabras que nos dicen tanto. Una realidad omnipresente para quienes aquí vivimos, una entelequia escurridiza para quienes la estamos buscando. ¿Pero dónde empieza y dónde acaba la América Latina? Ante semejante pregunta, algunos analistas poco conocedores de la realidad continental responderán que va del sur del río Bravo hasta la Tierra del Fuego. Sin embargo, habrá quienes al comer tacos en Chicago se sientan más cercanos a lo latinoamericano que aquéllos que beben café espresso en Buenos Aires.

Pero si las fronteras de América Latina no están definidas por la geografía, entonces ¿será acaso por su historia, su identidad, su gente? Si bien la mayoría de los latinoamericanos nos identificamos mutuamente como sujetos de una cierta realidad compartida, también es cierto que pocas veces coincidimos a la hora de definirla.

Nuestra América se presenta hoy más que nunca como un cruce de caminos que como una región que avanza sobre una misma ruta. Con más de 500 millones de habitantes, 45% de los cuales soportan condiciones de pobreza, los latinoamericanos vivimos en la región más económicamente injusta del mundo, mientras que en nuestro territorio se encuentra la más importante riqueza natural del planeta.

Ríos de tinta han corrido en los intentos de definir la identidad latinoamericana. Muchas décadas han transcurrido en los esfuerzos de integración de la región, ya sea ella política, social o económica. Como naciones hermanas, los pueblos latinoamericanos nos consideramos cómplices en nuestro pasado de luchas comunes y en nuestra presente búsqueda del bienestar para quienes menos tienen. Pero, por otro lado, también nos hemos hecho la guerra. Solemos ser los mejores amigos pero también los peores vecinos.

Ante un modelo económico promovido por una serie de gobiernos consecutivos a lo largo del continente que no ha logrado equilibrar las enormes disparidades, muchos latinoamericanos han salido de sus hogares en busca de mejor suerte. Y así lo demuestran de manera dramática las estadísticas sobre migración desde hace medio siglo: 1.5 millones en 1960, 11 millones en 1990, 21 millones en 2000 y casi 25 millones en 2005.

Pero cabe preguntarnos: ¿en qué punto confluiremos los latinoamericanos, si es que acaso confluimos en algo? ¿Dónde reside esa esencia supuestamente compartida que a veces nos hace pensar que estamos hechos de la misma madera o cortados con la misma tijera?

El proyecto “Escritores Públicos para la Integración Regional de América Latina” (Espiral) nace a finales de 2004 como una aventura humana y metodológica que se ha ido construyendo paso a paso de forma colectiva. Desde su inicio, Espiral ha contado con el apoyo institucional del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), de Colombia, y de la empresa consultora franco-chilena Almedio. Además, Espiral nace con el apoyo financiero y el acompañamiento de la fundación franco-suiza Charles Léopold Mayer para el Progreso Humano (FPH), con décadas de experiencia en la valorización del saber colectivo, por un mundo más justo, plural y solidario.

Espiral está conformado hoy por un grupo entusiasta de chilenos, colombianos y mexicanos que nos preguntamos cómo contribuir a una integración más justa e incluyente del continente. El grupo cuenta con alrededor de treinta estudiantes y jóvenes profesionales de entre 20 y 30 años de edad, provenientes de universidades públicas y privadas y de carreras tan diversas como periodismo, ingeniería civil, sociología, ciencia política, antropología, comunicaciones, economía, estudios latinoamericanos, administración pública, relaciones internacionales, comercio e historia.

Los Espirales, como nos hemos autodenominado, somos un grupo de hombres y mujeres que tenemos la fortuna de vivir en América Latina y que queremos comunicarnos para fomentar otro tipo de integración. Los Escritores Públicos somos a la vez reporteros, investigadores, relatores, intérpretes, constructores de confianza, analistas y expositores. Nuestra labor es darle voz a quien no ha sido escuchado, propiciando así una mejor comprensión, el diálogo y el entendimiento mutuo de nuestras respectivas realidades. Nuestro fin es contribuir a propiciar un cambio.

En su primer año de existencia (2005-2006) el trabajo de Espiral ha consistido en sistematizar y difundir información a través de la recolección de experiencias humanas de cada país, caso por caso. Ante la inmensa cantidad de temas susceptibles de ser abordados, iniciamos la elaboración de tres diagnósticos nacionales en México, Chile y Colombia. De ellos surgieron muchas coincidencias a la hora de identificar una serie de problemas, de sobra conocidos para quienes aquí vivimos: pobreza, desempleo, desigualdad, narcotráfico, corrupción, degradación ambiental, debilidad del Estado de derecho, etc.

El análisis nos dejó como resultado visible el gran vacío analítico de los “expertos latinoamericanistas” en temas de vital importancia, como la identidad y la cultura y su relación con el fenómeno fronterizo y migratorio del continente.

Por tal razón, nos propusimos identificar un número significativo de casos y experiencias sobre las transformaciones que están ocurriendo en estos temas. Con ello pretendemos ayudar a entender de qué manera la gente del continente afronta los retos de integrarse a pesar de las dificultades que derivan del modelo de desarrollo inhumano imperante.

Así, nos planteamos responder a dos interrogantes íntimamente relacionadas entre sí y que nos parecían fundamentales para aproximarnos de manera más sistemática a lo observado en nuestros tres países: ¿cómo afecta el fenómeno migratorio la percepción de lo latinoamericano? y ¿qué está pasando con la cultura y la identidad de la gente?

Con estas preguntas, los Espirales salimos a las calles, pueblos y hogares convencidos de que cualquier respuesta acertada solo tomaría sentido real en el ámbito de la persona. Durante seis meses nos dedicamos a sistematizar prácticas cotidianas, historias de vida y acontecimientos humanos, como un primer paso para entender qué está sucediendo en nuestras sociedades.

Esta curiosidad y nuestra manera de abordarla no son ni casuales ni fortuitas. Espiral nace en un momento en que las sociedades apuntan cada vez más hacia la uniformidad de las culturas. Vivimos épocas de intolerancia y desconfianza hacia “lo otro”, caracterizadas por la imposición, no pocas veces violenta y despiadada, de patrones de conducta hegemónica. Son tiempos en los que parecería que la diversidad es enemiga, el individualismo es rey, el consumismo ley y la cultura mercancía.

Como proyecto de profesionales y a través de la recolección de las distintas experiencias, en Espiral hemos valorado el conocimiento para que éste se convierta en una herramienta útil que potencie la capacidad de decir y de hacer de los diferentes actores del continente. Por eso Espiral es un proyecto dinámico que genera conocimiento a partir de la acción y acción a partir del conocimiento.

Espiral ayuda a valorar el “saber hacer” de la gente y otorga la palabra a quien hasta ahora se ha visto relegado o ignorado. En Espiral pretendemos además multiplicar la capacidad de interlocución de las organizaciones y personas portadoras de experiencias. Queremos contribuir al reconocimiento de la importancia de su quehacer cotidiano y a la apreciación de sus propias prácticas, mediante la sistematización clara y objetiva de sus actividades. Se trata de percibir y transmitir transformaciones sociales a través de la versión de los protagonistas.

El libro que usted tiene entre sus manos es resultado de ese esfuerzo. En la primera parte exponemos la historia del proyecto Espiral y sus principales características como colectivo latinoamericano. A continuación presentamos a los Escritores Públicos, autores y actores de esta aventura, quienes constituyen sin duda el mayor capital del proyecto.

En seguida se hace una presentación del método Espiral, que ha sido el fruto de este camino azaroso de aciertos, desaciertos y provechoso aprendizaje.

En la segunda parte del libro incluimos una selección de sesenta de las noventa experiencias recogidas en los tres países. (1) Cada caso ha sido sistematizado bajo un formato único en forma de “ficha” y elaborado a partir de fuentes originales y no bibliográficas (encuentros, entrevistas, observación de campo). Cada ficha puede leerse individualmente, por capítulos o por países. En dos o tres páginas, la ficha presenta un caso de manera descriptiva y lo acompaña del comentario personal de su autor, el Escritor Público o la Escritora Pública.

En septiembre de 2005, una vez redactadas las fichas, los Escritores Públicos de los tres países nos reunimos en Santandercito (Colombia) para debatir sobre los temas y el análisis de las experiencias y trabajar en conjunto para perfeccionar el método.

Aunque cada ficha fue elaborada originalmente por un solo Escritor Público, ellas en conjunto son resultado de un proceso de redacción colectiva. En un ejercicio de apreciación cruzada, cada ficha fue releída y comentada por un Escritor Público de un país diferente al del redactor original. Esto permitió ampliar la visión aislada de los casos abordados en cada país, con lo cual se construyó una perspectiva transversal latinoamericana.

El resultado de este proceso dio lugar a la identificación de cuatro grandes ejes temáticos, que sirvieron a su vez para organizar las fichas de experiencias en cuatro capítulos:

1. Formas de organización que valoran la identidad y respetan la diversidad en América Latina.

2. La tradición como patrimonio histórico y la cultura como vector del cambio en América Latina.

3. Consecuencias de un modelo económico que expulsa a la gente de su lugar de origen y efectos de la migración.

4. Medios de comunicación, tecnologías y colaboración regional latinoamericana.

Estos temas transversales resultan del análisis cruzado del conjunto de casos y muestran los grandes ejes por donde se orientan actualmente las transformaciones latinoamericanas en los temas abordados.

El proyecto Espiral permite entonces preguntar: ¿cómo descubrir esa nueva América Latina a través de la historia de Luis Eduardo, un argentino que vende empanadas en Bogotá?; ¿qué papel desempeñan los médicos ecuatorianos en los servicios de salud pública de Chile?; ¿qué lecciones podemos aprender de las nuevas formas de alianza entre casas editoriales o entre estaciones de radio en el escenario de la integración latinoamericana?; ¿qué pasa cuando un indígena mexicano que emigró a Nueva York regresa a su pueblito de la montaña convertido en un punk?; ¿qué se rompe y qué perdura en este transcurrir de la imaginativa latinoamericana?

Si bien es cierto que Espiral no pretende responder de manera categórica a ninguna de estas interrogantes, nuestra intención es despertar el interés y contribuir a que se comprendan mejor los cambios.

Por ello, en Espiral estamos construyendo un método participativo para sistematizar conocimientos populares. Se trata de un ejercicio que se inventa y reinventa conforme avanzamos como colectivo. Nuestro trabajo es una herramienta viva, inacabada y adaptable que continuará perfeccionándose en el futuro.

Pero los resultados de este primer año de Espiral van mucho más allá de lo que se incluye en este libro. Sin duda, uno de los logros más valiosos es nuestra conformación como un equipo que se ha capacitado tanto temática como metodológicamente y que ha aprendido a trabajar de manera coordinada en tres países.

Sin habernos conocido antes y con pasados y destinos heterogéneos, los Espirales confluimos ahora como un grupo que avanza en la construcción de una mirada común a partir de nuestras propias diversidades.

Nuestro objetivo es que el lector, sus familiares, vecinos y amigos se sumen a este Espiral continental enriqueciendo y renovando su percepción sobre el fugaz “ser latinoamericano”.

Nuestro deseo es contribuir así, tanto a una mejor comprensión de la diversidad latinoamericana como al descubrimiento de las nuevas vías que harán de nuestro continente un espacio de convivencia más justo y más incluyente.

Diego Escobar, Vladimir Ugarte y Eugène Zapata

Coordinadores de Espiral

Mayo de 2006

(1) Las noventa fichas de experiencias pueden ser consultadas en nuestra página de Internet www.espiral.org y en www.almedio.fr

93 fichas

1-10 / 11-20 / 21-30 / 31-40 / 41-50 / 51-60 / 61-70 / 71-80 / 81-90 / 91-93

ALMEDIO - 2, traverse Baussenque, 13002 Marseille, FRANCE Almedio Consultores. Norma 233, Maitencillo. Comuna de Puchuncaví. Va Región, CHILI - Fono: (56)32 277 2231 - Chile - www.almedio.fr - info (@) almedio.fr

CINEP (Centro de Investigacion y Educacion Popular) - Carrera 5a n° 33A-08  AA 25916, Santafé de Bogota - COLOMBIA - Tel. (57–1) 245 61 81 - Colombia - www.cinep.org.co - comunicacion (@) cinep.org.co

contacto mapa del sitio menciones legales